Ganó Argentina, y el Gobierno lo festejó con un decreto que habilita la compra de un nuevo Tango 01

1
537

El último lunes, Aviación News había titulado: “Tango 01: Cómo la derrota frente a Arabia Saudita abortó (por lo menos por ahora) la compra de un nuevo avión presidencial”

Y aunque desde la Dirección de Logística de la Presidencia de la Nación se lo nieguen en buenos términos a Aviación News, bajo el argumento de que no hay ninguna relación entre el Mundial y la compra de un nuevo avión presidencial, las circunstancias parecen indicar todo lo contrario. Que la oportunidad sigue siendo ahora.

La idea, hasta la semana pasada, era aprovechar la euforia – y obvia dispersión popular – después del partido entre Arabia Saudita y Argentina. No pudo ser. Sorpresivamente se ahogaron los festejos por lo que había que recalcular el momento. Esperar otra oportunidad. Y el triunfo frente a Polonia, con la clasificación a octavos incluida, como anticipó Aviación News, lo era. Esperar otro momento, como llegar a semis o a la final, suponía el riesgo de perder la oportunidad que ofrecía el mundial.

Es así que este viernes, solo horas después del triunfo del día anterior frente a Polonia, se publicó en el Boletín Oficial la Decisión Administrativa 1212/2022, firmada por los ministros Juan Manzur y Sergio Massa, que autorizaba a la Secretaría General de la Presidencia a disponer de fondos excedentes del presupuesto del Ministerio de Cultura para la compra de un nuevo avión presidencial.

La operación, direccionada hacia el único avión en el mundo que cumple punto por punto lo estipulado en el pliego de licitación – “como a medida”, según los especialistas –  es un Boeing 757- 256 (lo que no deja lugar a dudas), fabricado en el 2000, inicialmente propiedad de Iberia, y desde 2005 perteneciente a Funair Corp, empresa que integra el conglomerado Carnival Cruceros. Se trata, además, del único B757 privado con configuración VIP y motores Rolls Royce. El otro sería el de Donald Trump, pero no estaría a la venta.

Para los especialistas, la referencia al número 56, correspondiente al primer propietario del equipo, en este caso Iberia, detrás del B757-2 no dejaba dudas de cuál era el avión en cuestión.

La empresa que lo tiene a la venta es Nexgen Flight Solutions, que se define en su página web como “Boutique de Aviación Privada”, con sede en Easton, Maryland. Es allí donde está estacionado el avión pretendido por presidencia que tiene número de serie 29306, y último registro N757AG. En su interior, recientemente remodelado, dispone de 39 asientos para acompañantes y comitiva y dos dormitorios, uno con cama matrimonial, baño completo y sala de reunión.

La otra empresa que intermediación en la operación es C&L Aviation Group, que a su vez tiene nexos en el país y antecedentes de haber hecho operaciones con la Fuerza Aérea Argentina, por ejemplo, en la venta de los últimos Saab 340 para LADE.

El arreglo comercial supone un desembolso de 22 millones – habría un crédito por 12 millones a 10 años de la Corporación Andina de Fomento (CAF) -, además del “usado”, es decir el anterior Tango 01, aquel que compró en 1993 Carlos Menen, tasado para la ocasión en 3 millones de dólares y que hoy solo tiene destino de deshuese.

La operación de reemplazo del Tango 01 se viene considerando desde hace 7 años, inclusive, durante los cuatro años de Mauricio Macri, donde se analizaron distintos modelos de avión, pero se dejó de lado como en los tres primeros años de Alberto Fernández por temor a cómo podía reaccionar la opinión pública.

La confirmación de la compra genera no pocas preguntas: si es prioritario, si es el momento económico, si es el avión adecuado, si efectivamente significar un ahorro para el país, como intentan justificar (su mantenimiento también genera costos), o si hay suficiente disponibilidad de dólares en el BCRA como para comprarlo ahora.

A todo esto, ¿Qué opinará Kristalina Georgieva?

Otras preguntas son más técnicas ¿por qué si o si motores Rolls Royce cuando no hay ningún operador en la Argentina que los utilice (salvo algún viejo Fokker de LADE) y sí tiene, como lo exige la ANAC cuando un avión se matricula en Argentina, un chequeo mayor reciente? Según los especialistas, en el caso del nuevo Tango 01 el mismo tiene un Check C programado para marzo. ¿Se la harán antes de venir o se la harán en marzo? En ese caso, quien lo paga: ¿el vendedor o el comprador?

Al cierre de esta nota, el mediodía del lunes 05 en Buenos Aires, el avión en los registros del vendedor aún estaba a la venta, señal de que aún no salió un giro.

1 Comentario

  1. Total a los “cabeza de termo” mientras les de pan(planes) y circo (fulbo) te perdonan todo por descerebrados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here