LATAM reportó una mejora en sus ingresos y espera terminar el año operando sobre un 65% de la capacidad de 2019

0
284

En el marco de la entrega de los resultados del tercer trimestre del año, Grupo LATAM informó que ha registrado una mejora continua en sus ingresos durante el período llegando a los US$1.314 millones, lo que representa un aumento de 47,8% en comparación al segundo trimestre de 2021 y 156,1% frente a 2020.

A pesar de este mejor desempeño, los ingresos del grupo para el tercer trimestre están 50,7%
por debajo del 2019 como resultado de los efectos de la pandemia aún en curso. Por su parte, los ingresos de carga registraron un aumento de 43,6% en comparación con 2019 llegando a los US$361,4 millones.

Roberto Alvo, CEO de LATAM Airlines Group, sostuvo que “nuestra operación continúa recuperándose lo que se traduce en una mejora sustancial de nuestros ingresos durante el tercer trimestre. Ya estamos viendo los frutos de nuestras iniciativas de eficiencia las cuales nos permitirán posicionarnos como un grupo altamente competitivo una vez finalizado nuestro proceso de Capítulo 11”.

Respecto de la operación, LATAM mostró avances significativos en el tercer trimestre alcanzando un 49,7% de los niveles de 2019 (medidos en ASK), impulsados por una fuerte recuperación en su operaciones domésticas, y un aumento de capacidad de 75% en comparación con el segundo trimestre de 2021. El grupo espera cerrar el año operando sobre un 65% de capacidad consolidada (medida en ASK) versus los niveles de 2019.

Por su parte, los costos totales alcanzaron los US$1.793 millones al cierre del período, lo que representa una caída del 25,2% en comparación con el tercer trimestre de 2019. El costo unitario (costo por ASK sin considerar la variable combustible) disminuyó 18,3% versus el segundo trimestre de este año, a pesar de los mayores costos de mantenimiento y una recuperación más lenta de la operación internacional. El resultado anterior es un reflejo de las eficiencias logradas por el grupo durante los últimos meses, que se traducirán en ahorros por más de US$900 millones al año.

El resultado operacional registró pérdidas por US$479,2 millones en el tercer trimestre del año, mientras que la pérdida neta fue de US$691,9 millones, impactada por los efectos de costos de mantención, gastos de reestructuración y otros gastos no recurrentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here