Así es una semana en “la vida” de un avión durante la pandemia

0
423

Delta Air Lines compartió el siguiente texto donde repasa la operación de un avión durante una semana de pandemia. La crisis global llevó a cambios, desde la forma de limpiar las aeronaves hasta la reducción de las interacciones durante los servicios de comida para ayudar a mantener a todos a salvo. Sin embargo, uno de los impactos menos conocidos es la forma en que el equipo programa los aviones.

 

Un avión no vuela en una sola ruta, como por ejemplo entre el aeropuerto Heathrow de Londres y la ciudad natal de Delta en Atlanta, sino que va por todo el mundo. Mantenerse ágil ha sido clave, ya que las fronteras internacionales se reabren, a menudo con muy poco aviso. A medida que la aerolínea se ha ido adaptando, también lo ha hecho la programación.

 

Al ser un avión de fuselaje ancho, con dos pasillos, el A330-300 tiene una autonomía de aproximadamente 6 000 millas (9 656 kilómetros), o 13 horas que le permiten llegar al 98% del mapa de rutas de Delta. Delta tiene 31 A330-300 en la flota.

 

Por cada avión de fuselaje ancho que se incorpora a la flota, Delta contrata a 60 asistentes de vuelo para operarlo, además de los pilotos y las personas que se encuentran entre bastidores en la operación, los equipos del aeropuerto, incluyendo el servicio de atención al cliente y los manipuladores de equipaje, los limpiadores y el personal de catering, lo que supone una enorme coordinación para hacer despegar cada vuelo. Aquí le contamos como es una semana “típica” en la vida de uno de los aviones de larga distancia de Delta, un A330-300.

 

Lunes

Son las 07:00 de la mañana del lunes y la aeronave 3301 está aterrizando en Heathrow tras haber volado durante la noche desde Atlanta. Delta tiene una operación diaria entre estos dos centros de operaciones y un ajustado tiempo de espera de sólo dos horas y 15 minutos para que los clientes desembarquen, se retire la carga, se retiren los carros de catering, se limpie a fondo la cabina, se carguen las nuevas comidas y bebidas, se realicen los controles de seguridad y la tripulación esté lista para recibir a los clientes del vuelo. Los clientes de todas las cabinas disfrutan de dos servicios de comidas y un bar completo en las rutas transatlánticas, con una opción para cada uno, así como aperitivos adicionales disponibles en la cocina durante todo el vuelo.

 

Se trata de una rutina bien practicada y que puede tener lugar varias veces al día, dependiendo de la programación del avión, que varía cada día según las exigencias cambiantes de los vuelos durante la pandemia.

 

Ahora son las 14:55 en Atlanta (19:55 en Londres) y el avión ya está llegando a Estados Unidos tras su vuelo de nueve horas desde Heathrow. Aquí, volverá a dar la vuelta para llevar a un nuevo grupo de clientes a Frankfurt. Con todos los clientes desembarcados en Atlanta, la tripulación también ha completado su jornada en la “oficina” y puede dirigirse a casa. Han tenido 24 horas en Londres para recuperarse del vuelo de ida, algo que la tripulación de anoche está haciendo ahora antes de operar el vuelo de mañana a Atlanta.

 

Delta también ha aprovechado la pandemia para simplificar su flota y retirar los aviones más antiguos y menos eficientes en cuanto a consumo de combustible, mientras trabaja para alcanzar sus objetivos de neutralidad de carbono.

 

Martes

Avancemos casi 24 horas, la aeronave 3301 está de vuelta de Frankfurt. Son las 16:05 del martes en Atlanta. Dentro de tres horas el avión volará a un nuevo continente. Esta vez su destino es Sudamérica y la ciudad brasileña de Sao Paulo. Los vuelos más largos de Delta se realizan con aviones A350 o A330neo, que vuelan a Asia y Sudáfrica. El vuelo a Sao Paulo dura 9,5 horas desde Atlanta y opera durante la noche, por lo que la ropa de cama y los kits de amenidades disponibles en todas las cabinas resultan muy útiles para quienes esperan poder dormir un poco. Los que vuelan en Delta One también pueden aprovechar las camas planas antes de la llegada de las 05:40.

 

La flexibilidad para volar por todo el mundo es clave, especialmente cuando los aviones tienen que someterse a un mantenimiento rutinario y están fuera de servicio durante unos días. Los acontecimientos inesperados también pueden afectar a la programación, como el clima, haciendo que los aviones estén estacionados en un lugar más tiempo del previsto, lo que significa que el equipo de programación debe encontrar otro avión para operar un vuelo. Mientras que los pilotos están capacitados para volar aviones específicos, los asistentes de vuelo están capacitados para trabajar en múltiples flotas (diferentes tipos de aviones), lo que ayuda a cubrir las necesidades de personal de una red compleja.

 

Pero mientras algunas tripulaciones pueden volar en diferentes rutas, el catering se adapta a cada mercado para que los clientes puedan disfrutar de un sabor de su destino antes de llegar. Delta también cuenta con horas de entretenimiento a la carta, incluyendo películas de todo el mundo y nuevas listas de reproducción y podcasts proporcionados por Spotify.

 

Miércoles

El avión tiene una escala inusualmente larga, o tiempo en el aeropuerto, ya que Sao Paulo es uno de los aeropuertos de mantenimiento de Delta que permite a los ingenieros completar el mantenimiento de rutina. A continuación, sale a las 22:50 horas, listo para el vuelo nocturno de regreso a Atlanta, donde aterriza a las 07:20 horas del jueves.

 

A medida que la pandemia se afianzaba, Delta, al igual que todas las compañías aéreas se vio obligada a recortar rutas y cambiar sus horarios, ya que se pidió a la gente que se quedara en casa. El traslado de equipos vitales y suministros médicos por todo el mundo se hizo cada vez más importante a medida que la cadena de suministro mundial se paralizaba, lo que llevó a Delta a poner en marcha vuelos sólo de carga a Asia y Europa. El corredor entre Estados Unidos y el Reino Unido sigue siendo fundamental para los viajes y el comercio internacional, con 22 millones de personas y 900 000 toneladas de carga voladas entre los dos países en 2019.

 

Jueves

Hoy, la aeronave está pasando el día en el centro de operaciones principal de Delta, Atlanta, para el mantenimiento rutinario. Todas las aeronaves se someten a revisiones y mantenimiento regulares, que se incorporan a cada programa.

 

 

Viernes

Es viernes y el A330-300 despega hacia Detroit. Volar en rutas domésticas es otro de los cambios pandémicos. Estados Unidos todavía no está abierto a muchos visitantes internacionales, incluidos los del Reino Unido, por lo que Delta ha estado poniendo algunos de sus aviones más grandes, normalmente reservados para vuelos internacionales, en sus populares rutas domésticas a medida que los estadounidenses disfrutan de más vacaciones cerca de casa. El jueves y el viernes, la aeronave 3301 realiza un viaje rápido entre Atlanta y Detroit, dos de los mayores centros de operaciones de Delta.

 

Con cientos de destinos en todo EE. UU., los viajeros a menudo tienen que tomar vuelos de conexión para ir a unas vacaciones nacionales.

 

Cuando la semana laboral llega a su fin, la atención de muchos se centra en el fin de semana y en una escapada muy esperada por muchos. El viernes por la tarde, los clientes empiezan a llenar el Aeropuerto Internacional Hartsfield-Jackson de Atlanta para reunirse con sus familiares y amigos. Algunos de ellos tomarán la salida de las 17:45 hacia Londres Heathrow. La aerolínea también vuela tres veces por semana a Londres desde Nueva York-JFK y reanudará sus operaciones desde Detroit y Seattle en octubre y noviembre, respectivamente.

 

Sábado

El sábado por la mañana, el equipo de mantenimiento de Heathrow realiza una última revisión del avión antes de despedirlo de vuelta a Atlanta, desde donde regresará a Frankfurt para completar su fin de semana de vuelo. Delta cuenta con 31 A330-300 en su flota, por lo que, aunque no se verá el mismo avión todos los días, habrá uno que aterrice en Londres al levantarse cada mañana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here