¿Cómo programar un viaje en tren en la India?

0
471

La India es un país que no deja indiferente a ningún viajero. Se trata de un enorme subcontinente fascinante, con diversas culturas, idiomas, religiones, templos, olores, colores, sabores…

Entonces, viajar a la India garantiza historias para contar, ya que a cada paso habrá algo por descubrir, desde vacas sagradas en las calles de las grandes ciudades, hasta elefantes circulando como algo normal. En este artículo nos queremos centrar en la experiencia del viaje en tren, dando consejos de cómo entender este sistema ferroviario que sostiene a este país de más de 1.300 millones de habitantes, los cuales se mueven permanentemente en una red de vías de más de 96.000 km, con 7.300 estaciones, 20.000 trenes y 23 millones de pasajeros por día. Para mantener todo esto es necesario 1,3 millones de empleados, siendo la octava empresa más grande del mundo, y en este contexto habrá que entender algunas reglas no escritas.

Lo primero a definir, una vez establecida fecha e itinerario tentativo, es en qué clase quiere/puede viajar. Atención, porque hay diversas opciones dependiendo de cada servicio, desde trenes de lujo a trenes rápidos. La generalidad de los trenes de larga distancia tiene diversas categorías que puede averiguar al intentar hacer la reserva, y sobre la que hay sobrada información en internet por lo que no nos vamos a extender aquí. Es claro que los viajeros de bajo presupuesto se verán tentados por los bajos costos de los pasajes de las opciones más sencillas de asientos, pero tenga en cuenta que no estarán numerados los lugares, que no habrá aire acondicionado, y subirá tanta gente que parece una hora pico permanente, por lo que viajar tantas horas así resultará interminable.

El tema fundamental a tener en cuenta es si es con o sin aire acondicionado, a lo cual le sugerimos encarecidamente, a pesar de su precio tentador, que elija con refrigeración en todo el año. Otra cuestión a tener en claro, es que la mayoría de las opciones disponibles en cada tren es en literas, en las que podrá compartir el espacio con otros viajeros o con los siempre curiosos locales. Pero atención, es un país con tanta gente que es difícil determinar el espacio personal, por lo que no debe preocuparse de que se le acerque gente extraña y disfrutar de esta posibilidad de encuentro de culturas. Todo vagón cuenta con baño, y solo pasan algunos vendedores oficiales de comida, por lo que es necesario proveerse de alimentos y agua embotellada antes de viajar o en la misma estación. Otro consejo, es un país con una cultura alimentaria maravillosa ¡y picante! Por lo que la recomendación que les doy es compren galletitas cuando puedan que siempre los sacarán de un apuro. El problema es que no es tan común conseguirlas, casi todo será comida callejera recién hecha, o algunos fritos industriales ¡y por supuesto picantes!

¿Cómo sacar pasaje? Si bien la página oficial (https://www.irctc.co.in) permite hacer una cuenta específica para sacar por internet directamente su pasaje, esto está pensado para hindúes y por lo tanto, va a ser muy complicado. La segunda opción es ir a una agencia de viajes, o pedirle a alguien del hotel que seguramente les podrá sacar el pasaje desde su cuenta personal, cobrando una comisión a negociar y a pagar en efectivo, pero que le podrá imprimir el pasaje. Una última opción es ir directamente a la estación, donde siempre se debe preguntar por la ventanilla para extranjeros –o en el caso de las grandes estaciones la Oficina para Extranjeros- que les permitirá ahorrarse largas y concurridas filas. En estaciones chicas, probablemente sea la misma ventanilla destinada a atender a mujeres o a personas mayores. Para esta opción, tenga en cuenta que siempre hay que acercarse a la ventanilla con el formulario necesario completo (ver foto), en donde deberá ir preparado con el número de tren, el origen, el destino, la fecha, los nombres, sus teléfonos (no importa de qué país, pero debe completar el campo) y números de los pasaportes de los pasajeros. Sin este formulario completo no lo atenderán, y está muy bien, porque dictar su nombre argentino, sus datos y del viaje requerido, sería una tarea compleja y no exenta de errores. Es por esto que recomendamos que vaya a la estación con paciencia, con el pasaporte, lapicera y que cuando tenga la posibilidad (y que no lo vean para que no lo reten) llévese un par de formularios para ir preparado desde el hotel en la próxima ocasión. Pero lo principal, y que evitará cualquier error de comunicación, será llevar definido el número de tren, el cual se puede encontrar fácilmente en la página oficial de los Trenes de la India o páginas similares.

Una vez que ya tenga el pasaje, el día del viaje le sugerimos que llegue con tiempo suficiente, sobre todo en estaciones grandes. No se preocupe, todo estará escrito en hindú y en inglés, pero además, otra vez el número de tren le hará la vida más fácil para ubicar en el tablero principal la plataforma a la que dirigirse. Tenga en cuenta que pasan muchos trenes por el mismo andén, por lo que debe buscar el cartel electrónico del andén que indica el próximo tren, teniendo en cuenta que, si su tren está retrasado, entonces verá la información de otros trenes primero. Aún queda una última indicación a tener en cuenta, que son unos pequeños carteles que una vez anunciado su tren, indicará el número de vagón, lo cual es fundamental porque los trenes suelen ser de varios cientos de metros y solo se detiene brevemente.

Dos últimos puntos más a tener en cuenta. No se preocupe por los horarios de salida o de llegada, ya que en general no hay problemas de inseguridad y siempre habrá gente. Además, nunca tendrá problemas para conseguir un “tuk tuk” que lo lleve a su hotel previo regateo por el costo del viaje. Y lo más importante de todo, nunca pero nunca confíe en los personajes que rodean las estaciones con pseudo credenciales, cara de malos y ademanes amenazadores que le inventarán las mil y una historias para sacarle dinero. Ni siquiera se confíe de la mirada cómplice de algún policía, ya que le puedo asegurar que no se involucrará para nada. No se achique y no escuche sus historias de que cerró la ventanilla, que hay que ir a otro lado a sacar el pasaje, que cambió su horario, que ese boleto no es más valido y hay que cambiarlo… solo confíe (a medias) en los policías vestidos de uniforme que le mirarán el boleto antes de entrar a la estación.

En definitiva, viajar en tren en la India parece complicado, y en cierto sentido lo es, como lo es el resto de este país maravilloso, que en momentos lo estresará, pero al que al regresar a casa, no verá la hora de volver a ese exótico y maravilloso caos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here