Con menos de 30.000 viajeros, la semana pasada fue la peor del año para las líneas aéreas argentinas. ¿Y los pasajeros dónde están?

0
1864

La semana que se inició el 24 y terminó el 30 de mayo, es decir la última y la 20º del año,  fue por lejos la peor del 2021 en cuanto a tráfico  para  las cuatro líneas aéreas de bandera argentina que aún sobreviven en un mercado que cada vez se encoge más. Solo 29.856 pasajeros utilizaron alguna de estas compañías para volar en cabotaje, regional e internacional esa semana.  Un volumen que significó la mitad que en la semana anterior (53.986),  que a su vez es la mitad de los 100.000 a 110.000  pasajeros de cualquier semana de enero, febrero o marzo de este mismo año, o apenas un 10% de una semana cualquiera de mayo de 2019.

Es cierto que la semana pasada fue excepcional, dada la nueva cuarentena estricta decretada por el Gobierno, pero refleja la situación que vive hoy la industria en el país y el drama de las empresas, en especial las que no reciben subsidios del Estado.  Apenas unos 4.300 pasajeros por día para repartirse entre todas.

De eso total, 27.370 lo hicieron en vuelos de cabotaje y solo unos 2.183 pasajeros en regional e internacional. De ese total 24.500, corresponden a Aerolíneas Argentinas, y apenas 2.800 a la suma de Flybondi, JetSmart y American Jet.

Otro dato que espanta es el coeficiente de ocupación. El registro para la semana 20 del año 2021, fue del 46,6%. Aerolíneas apenas si tuvo un 48,2% de ocupación en cabotaje, 55,5% en regional y 51,6 % en internacional. Es decir, que sus aviones no alcanzaron a cubrir (48,7%) la mitad de los asientos ofrecidos, pese a haber cancelado varios vuelos. La situación no fue mejor para Flybondi, con una ocupación del 36,2%  pese a que dos días no voló, y JetSmart, con un día menos,  con un 35,6%.

Es probable – ojalá – que la semana del 24 al 30 de mayo haya sido el récord negativo del año, en cuanto a tráfico. No obstante, Aviación News irá siguiendo estos números, semana a semana, producto de un trabajo privado pero sobre datos oficiales, que marcan tendencia y desnudan el drama que hoy vive la industria en el país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here