Medidas tendientes a desalentar los viajes al exterior abarcarían Semana Santa. Sin embargo el DNU que se discute no presagia cierre total de fronteras.

1
1072

Mientras las autoridades avanzan frente a una posible segunda ola con una cantidad de medidas, que serán plasmadas en un DNU que el Gobierno estaría por dar a luz buscando desalentar los viajes al extranjero, las aerolíneas hacen nuevos ajustes en sus programaciones para cumplir con lo dispuesto por las Decisiones Administrativas 155 de febrero y 219 del 13 de marzo.

Las nuevas medidas, que afectarían al feriado de Semana Santa,  no solo incluirían reducir la oferta aérea, sino también ejercer mayores controles en los pasos fronterizos formales e informales,  realizar un minucioso seguimiento de los argentinos que regresan al país, y desalentar los viajes advirtiendo que esta vez no habrá vuelos de repatriación (en este momento hay 27.000 argentinos en el extranjero), y que los costos de un PCR obligatorio y la cuarentena en un hotel al regreso será a cargo del pasajero. Si bien son varios los países en los que han aumentado los casos, los viajes hacia y desde Brasil, ante la realidad sanitaria de ese país,  son los que más preocupan a las autoridades sanitarias.

Un dato positivo, dentro de este panorama oscuro, es que el cierre de fronteras no sería total, como algunos funcionarios proponían.

Por la Decisión Administrativa 155 la autoridad había dispuesto en febrero una reducción de frecuencia del 30% a Estados Unidos, México y Europa y 50% a Brasil. Con la DA 219 se redujo otro 30 % a estos países, además de Perú, Ecuador, Colombia, Panamá y Chile y otro 10% a Estados Unidos

Aerolíneas Argentinas, por ejemplo, adelantó la cancelación de 68 vuelos durante marzo y abril, entre ellos las frecuencias a Rio de Janeiro del 27 y 29 de marzo y 3, 5 y 11 de abril; a San Pablo el 26 y 30 de marzo y 6, 8 y 9 de abril y a Florianópolis 31 de marzo. También se eliminaron siete vuelos a Santiago de Chile (pendientes los del 25 y 30 de marzo y 1, 6, 8 y 11 de abril),  ocho a Miami (28 de marzo y 3, 9 y 12 de abril) y 4 a Madrid (incluyendo el del 7 de abril).

Latam, por su parte, ya canceló  vuelos a Santiago de Chile (pasó de diez a ocho frecuencias semanales), a San Pablo (de cinco frecuencia semanales a tres) y a Lima (de diez a siete) en tanto que American Airlines redujo sus vuelos desde Buenos Aires hacia Dallas Fort Worth a dos vuelos semanales, aunque mantiene su frecuencia diaria a Miami. Lufthansa y KLM-Air France no anunciaron todavía reducción de frecuencias.

1 Comentario

  1. miéntras, seguimos festejando nuestro MErcosur con Brasil y así recibimos con los brazos abiertos sus nuevas cepas. Una vergÜenza!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here