Mientras la empujan a irse del país, para FlyBondi es “El Palomar o nada”

0
973

El viento parece haberse llevado las declaraciones públicas de hace escasos 10 días del ministro de Transporte, Mario Meoni, donde garantizaba la continuidad operativa de El Palomar. Mientras por un lado JetSmart cancelaba su reinicio de vuelos el viernes al no obtener autorización hasta horas antes de despegar, por el otro se conocía una nota del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) donde indicaba que solamente el aeropuerto de Ezeiza estaba habilitado sanitariamente para operar vuelos regulares.

Una estocada más para las compañías low cost, ante el cada vez más evidente proceso que busca “que se vayan sin que los echen”. (LATAM, teléfono…)

“En este contexto y a fin de cumplimentar la responsabilidad conferida este Organismo Regulador, mediante Decreto N° 260/20, se ha definido un Corredor Sanitario Seguro conformado por aeropuertos que implementan protocolos y controles aprobados por el Comité Aeroportuario Covid-19 Nacional. En razón de todo lo expuesto, se comunica que en el ámbito del AMBA, el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini de Ezeiza es el único donde se han adaptado medidas y procesos con el fin de atender la mentada demanda en condiciones de seguridad” explicaba el memo del ORSNA con la firma del vicepresidente del organismo, Fernando José Muriel, quien políticamente responde a La Cámpora

Al respecto, FlyBondi compartió un comunicado titulado “El Palomar o nada”.

A raíz de la información que trascendió en los medios de comunicaciónFlybondi tomó conocimiento de que el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA) informó a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) que el Aeropuerto Internacional de Ezeiza es la única terminal aérea de AMBA que permanecerá operativa para vuelos regulares.

Si bien la aerolínea aún no fue notificada oficialmente ni se conoce ningún detalle sobre el alcance de esta medida sobre el Aeropuerto Internacional El Palomar, se sobreentiende que la misma apuntaría a que no continúe operativo para ningún tipo de operaciones de transporte aéreo regular de pasajeros, provocando así el traslado de las operaciones de la compañía a Ezeiza.

Flybondi expresa su más absoluto rechazo a esta decisión, cuyos argumentos son íntegramente impugnables y maliciosos; pero lo que es más grave aún, es que deja al descubierto el desmanejo regulatorio y la ausencia total de planificación y coordinación, generando dos claros damnificados: los pasajeros y los trabajadores.

Cabe recordar que el pasado 14 de octubre (hace tan solo 10 días), el Ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, junto al Ministro de Turismo y Deporte, Matías Lammens, y acompañados por la Administradora Nacional de ANAC, Paola Tamburelli, confirmaron públicamente y en posteriores entrevistas en diversos medios de comunicación, que el Aeropuerto El Palomar continuaría operativo.

Asimismo, el 6 de octubre (hace tan solo 18 días), los intendentes Lucas Ghi, de Morón, Juan Zabaleta, de Hurlingham, y Diego Valenzuela, de Tres de Febrero, fueron convocados por el Ministro Meoni a los fines de comunicarles su compromiso con la continuidad de los vuelos regulares en el Aeropuerto El Palomar, tomando como eje fundamental de valoración los miles de puestos de trabajo que la actividad del mismo genera y que serían puestos en riesgo si se avanzara con el cierre.

“Volar desde Ezeiza no es una opción comercial para Flybondi ni tampoco para nuestros pasajeros, y las autoridades de gobierno y de los organismos reguladores conocen esta realidad. Su decisión demuestra el poco respeto hacia los pasajeros que adquirieron tickets para volar desde El Palomar y que hasta último momento no saben desde donde saldrá su vuelo, sumado a los miles de pasajeros que sólo pueden viajar en avión si lo hacen desde un aeropuerto al que pueden llegar en transporte público. También nos llama mucho la atención que en este contexto de complejidad económica y profunda crisis de la industria, se pongan en riesgo miles de puestos de trabajo”, declaró Esteban Tossutti, Presidente de la compañía.

“Vamos a solicitarle a las autoridades la revisión de esta medida y realmente esperamos que puedan tomar decisiones idóneas, que pongan en el centro a los pasajeros, a los empleados y al trabajo genuino. Además, en el caso en que sea un aspecto valorado por quienes definieron esto, sería importante que sus decisiones no busquen afectar la continuidad de un modelo de negocio que en poco más de dos años ha logrado democratizar el avión como medio de transporte y transformarlo en una opción accesible para todas las personas de este país”, agregó el ejecutivo.

Desde el lado de JetSmart, indicaron que: “Lamentamos haber recibido esta comunicación tan sobre la fecha de los vuelos programados y trabajaremos para lograr que el impacto al pasajero sea el menor posible”, a través de un comunicado en el cual se señaló que por ese motivo “se deberán cancelar los vuelos programados para el mes de octubre”.

Por su lado, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, explicó este lunes en la señal TN, que la negación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) a reabrir las operaciones de Flybondi y JetSmart desde el Aeropuerto de El Palomar se basa en una “interpretación técnica”, pero advirtió que puede tratarse de “un artilugio técnico de un organismo manejado por el kirchnerismo para evitar que las low cost sigan funcionando”.

Extraoficialmente, la respuesta del ORSNA fue una supuesta gestión para que las Low Cost puedan operar desde el aeropuerto de Ezeiza pagando las mismas tasas aeroportuarias que venían abonando en El Palomar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here