LAS AEROLÍNEAS LATINOAMERICANAS Y UN GRITO QUE NO SE OYE

0
689

El jueves de la semana pasada se llevó a cabo una nueva conferencia virtual de IATA a cargo de su vicepresidente regional Peter Cerda. Y el panorama para la industria se ennegrece con cada día que pasa – desde hace ya cinco meses en algunos países- sin operaciones aéreas. “Si continúan las restricciones o cierres de fronteras entrando a septiembre u octubre tenemos la posibilidad  que una gran mayoría de nuestras líneas aéreas empiecen a desaparecer en nuestra región”, afirmó el ejecutivo de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. “Para esas fechas las aerolíneas llevarían seis o siete meses de inactividad, debido a los cierres decretados para intentar contener la pandemia de coronavirus, lo que hace muy difícil y complicado que puedan sobrevivir a ese tiempo”, agregó. Cerda también destacó que en América Latina y el Caribe la ayuda estatal para reflotar el sector “ha sido prácticamente nula y por eso tenemos los resultados que tenemos a nivel de líneas aéreas cerrando o restructurándose, cuando a nivel global son alrededor de 130.000 millones de dólares lo que los gobiernos han dado a la industria para sobrevivir esta situación”. La mayoría de esa ayuda, 60.000 millones, viene de Estados Unidos y un gran porcentaje de Europa, mientras que solo un 1% corresponde a la ayuda pública en los países latinoamericanos, destacó. Sin embargo, Cerda declaró que la principal ayuda que pide IATA a los gobiernos no es monetaria. La principal solicitud es que los gobiernos centrales den la orden para reactivar y reiniciar el transporte aéreo en nuestra región utilizando los protocolos de bioseguridad correspondientes. Referido en particular a la Argentina, y las dudas sobre la factibilidad del regreso de vuelos para el 1 de septiembre, desde IATA pidieron al Gobierno “que si hay algún tipo de modificación en esa fecha, se informe a la industria cuanto antes”, dado que es la única referencia que tiene la industria para la planificación de sus operaciones. “Si el Gobierno toma la decisión por el bienestar de los ciudadanos de posponer el reinicio de los vuelos, no es algo que nosotros podamos combatir”, anticipó el referente de la organización que representa a 290 aerolíneas a nivel global. María José Taveira, Country Manager de IATA en Argentina, explicó que el problema con el que se han encontrado las distintas aerolíneas es que las autoridades no están entregando “factibilidades horarias” para programar los vuelos a partir de septiembre, fecha a partir de la cual ya tienen pasajes vendidos, “porque todavía no está confirmado el inicio de operaciones, solo está confirmada la comercialización”. El panorama es desolador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here