LA SALIDA DE LATAM ARGENTINA: ¿YO SEÑOR? NO SEÑOR

0
1298

LATAM se va de Argentina porque venía perdiendo dinero. Y estimaba que iba a perder mucho más. La larga lista de los motivos que llevaron a esa situación se reproducen casi a diario. Pero lo que llama la atención es como quienes abiertamente alimentaron por años sus deseos de “eliminar la competencia” (principalmente cuando aun ganaba dinero) hoy se muestran sorprendidos por la decisión de LATAM, y hasta -en público- se muestran afectados por la situación, aunque no han llegado a ponerse la remera de “Todos somos LATAM argentina”. Allí por 2010 Mariano Recalde, por entonces presidente y CEO de Aerolíneas, reconocía haber intercedido ante la Presidente de la Nación para pedirle que perjudique a su principal competidor. “Le fui a pedir, aunque después lo voy a negar, que le suprimiera rutas y que el Estado le negara autorización de rutas” expresaba en un video que aún puede verse en las redes. Casualmente cuando se desató el conflicto por el uso de las mangas en Aeroparque. Y previo a que la Secretaría de Transporte, que comandaba Juan Pablo Schiavi -hoy condenado a prisión por la Tragedia de Once- negará los permisos para que LAN operara vuelos entre Rosario y Lima y un aumento de frecuencias a Miami. En diciembre de 2012, a unos días de haberle autorizado a Austral volar a San Pablo y Santiago, LAN Argentina era obligada a trasladar sus vuelos internacionales a Ezeiza bajo el argumento de que Aeroparque estaba saturado. En mayo de 2013 Intercargo los obliga a pagar una suma adicional por fuera de lo establecido por contrato por servicios de rampa, mientras que en junio le niegan un permiso para matricular un avión para vuelos internacionales provisoriamente que debía reemplazar a otros desafectado temporariamente por mantenimiento de rutina. LAN Argentina tuvo que operar con un avión menos en la temporada de invierno. Ese mismo mes el Orsna obligó a la empresa a mudar sus mostradores de check in al Hall B de Aeroparque en plena temporada de invierno por la realización de “obras impostergables” en el Hall A, casualmente solo donde estaban los mostradores de LAN. Ya con el conflicto por el hangar de Aeroparque, el entonces embajador en Chile, que no era otro que el actual Ministro de Salud Ginés González García, expresaba que había generado una “chispa diplomática”. Y todo esto sin entrar en las acciones sindicales. ¿Yo señor? No, señor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here