AEROLÍNEAS ARGENTINAS: ¿CON LO QUE HAY NO ALCANZA?

0
1170

En un plazo inferior a un mes, Aerolíneas Argentinas hizo una serie de pedidos de Dictámenes Técnicos, los que se publicaron en el Boletín Oficial por su condición de empresa administrada por el Estado, para el llamado a licitación internacional de una serie de servicios característicos de una línea aérea. Es así que la semana pasada se publicó en el Boletín Oficial un dictamen técnico por el cual la empresa exponía los fundamentos para la contratación del servicio de uso de una Plataforma de Gestión de la Experiencia del Cliente (“CXM”) con el objetivo de poder “gestionar de forma eficiente y exitosa la experiencia de sus clientes y alinear sus procesos de acuerdo a las expectativas de aquellos”. “En la actualidad –continuaba el requerimiento- el Grupo Aerolíneas no cuenta con una herramienta de medición que le permita identificar las debilidades en las diferentes etapas del servicio al cliente, lo que la ubica en una situación desventajosa en relación con sus competidores”. Unos días antes, Aerolíneas había emitido también un Dictamen Oficial, solicitando autorización para contratar un servicio de consultoría para vender dos Boeing 737-700 (tiene 8 aviones de este modelos, pero solo dos propios, los que compró Nestor Kirchner de apuro para mostrar inversiones cuando se nacionalizó la empresa en 2008), por los que habrían recibido cinco ofertas. La consultora elegida deberá asesorar sobre la mejor oferta desde el punto de vista de la empresa. Y unas semanas antes, también en el boletín Oficial, ya que se trataba de una licitación internacional, la empresa llamaba a una compulsa para la contratación de firmas o profesionales extranjeros para la prestación del servicio de consultoría, ante la falta de capacidad técnica local y la imposibilidad de suplirlo por vía de subcontratación, para la provisión de un sistema de revenue Management (optimización de Revenue Management, Planificación de Redes y Programación). Aerolíneas aclaraba en su presentación que es necesario extender el proceso de selección del servicio de consultoría a oferentes extranjeros que puedan acreditar suficiente idoneidad y experiencia debido a que, limitar el procedimiento a oferentes locales llevaría a la situación de que aquel resulte desierto sin oferentes aptos, es decir consultoras calificadas y admisibles, por no existir capacidad técnica local ni poder suplir el servicio por vía de la subcontratación” Esta seguidilla de licitaciones pidiendo asesoramiento sorprendió a muchos no solo porque Aerolíneas dispone de un relación alta de empleados versus aviones o pasajeros transportados, sino porque siempre se dijo -y no habría por qué dudarlo- de que se trata de personal altamente calificado.