PARO EN AEROLÍNEAS Y AUSTRAL II: CADA VEZ MÁS INTRANSIGENTES LAS PARTES

0
340

Las medidas de fuerza de los cinco gremios aeronáuticos en Aerolíneas y Austral se iniciaron horas después que el presidente Mauricio Macri llamará a todos los sectores, incluidos los gremiales, a cambiar el país. Los gremios negociaron con los responsables de Recursos Humanos de la empresa y obtuvieron la oferta del 16% y la cláusula gatillo. No conformes -buscaban un 26%- pidieron hablar con alguien más arriba. Mario Dell’Acqua, presidente de la compañía, ofreció un punto más y un bono. Pidieron ir más alto. El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, los despidió rápido. Llegó el turno del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que se excusó de intervenir directamente e instó a las partes a resolver el conflicto. Los gremios comprobaron que algo había cambiado respecto a la docilidad de la empresa el año pasado para negociar y que se habían topado ahora con una pared. Dell’Acqua contraatacó el lunes a la tarde haciendo público los sueldos de los pilotos, un recurso utilizado muchas veces pero que enerva a los tripulantes. Sin acuerdo y con los aviones en tierra, desde la empresa amenazaron con tomar “alguna medida judicial”, sin explicar cuál, o descontar el día “a quienes están detrás de la medida”, y desde los gremios, a través de una conferencia de prensa, con extender el conflicto a todo el sector, empezando por Intercargo y LATAM que en las próximas semanas definen o entran en discusión paritaria. Deliberado o no, justo esta semana los gremios comenzaron a recibir multas por el paro realizado el 6 de septiembre, cuando aún estaba vigente la conciliación obligatoria dictada el 29 de agosto y puesta en vigencia a partir del 30 de ese mes. Entre los gremios -aunque no lo reconozcan públicamente- hay preocupación por el cambio de actitud en el Gobierno. Fue entonces que decidieron subir la apuesta: “Vamos a tener un fin de año complicado en la actividad aérea de la Argentina”, amenazaron. ¿Alguien va a comprar con anticipación un pasaje para entonces?