ARGENTINA PRESENTE EN LA ASAMBLEA GENERAL DEL TRANSPORTE AÉREO

0
440

(Cancún, enviado especial) Más allá de la participación del presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell’Acqua y del director Comercial de la compañía, Diego García, las principales expresiones hacia la prensa sobre el mercado aéreo argentino provinieron de Peter Cerdá, vicepresidente Regional de IATA para las Américas, quien fue muy crítico, más allá de reconocer los cambios que el gobierno de Mauricio Macri está implementando en política aérea, con la gestión del tráfico aéreo en Buenos Aires y sus alrededores (que calificó como “arcaica”) y sostuvo que esto socava la competitividad de las aerolíneas de la región y provoca retrasos y vuelos más largos. “El gobierno ha introducido cambios positivos en el marco regulatorio del país con la aprobación de nuevas rutas y nuevos operadores; pero urge la modernización del sistema de control de tránsito aéreo argentino para una aviación próspera”. “El gobierno tiene la responsabilidad de proporcionar infraestructuras eficientes. Para que las aerolíneas puedan desempeñar su papel vital de conectar comunidades y economías a nivel mundial, los gobiernos también deben desempeñar su papel para garantizar una capacidad adecuada con una calidad acorde a las necesidades de las aerolíneas y a costes asequibles”, explicó el ejecutivo de IATA. Los comentarios de Cerdá llegaron a oídos argentinos y le valieron alguna llamada telefónica desde quienes tienen a su cargo la actividad. Dell’Acqua por su parte, expresó que la compañía planea duplicar sus acuerdos de código compartido en el corto plazo (Aeroflot, China Eastern, El Al, China Southern y Xiamen Airlines en el radar), y continuar mejorando las conexiones y los índices de puntualidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here