PILOTOS DE AEROLÍNEAS ARGENTINAS AMENAZAN CON RENUNCIAS QUE PARARÍAN LA OPERACIÓN

0
291

Esta semana arribó desde Toulouse un nuevo Airbus A330 para Aerolíneas, el mismo que los pilotos se habían negado a traer la semana pasada. Para algunos es una buena señal. Un anuncio de que el dialogo está en pie. Para otros no significa mucho mientras se alarga la tediosa discusión paritaria entre los pilotos y la empresa. La confirmación de hasta dónde va a escalar la pulseada se sabrá el 13 de este mes cuando, con los 30 días de preaviso exigido, se sepa si efectivamente los pilotos que hoy cumplen funciones como instructores e inspectores y otros cargos gerenciales en el área de Operaciones renuncian a sus puestos a partir del 13 de diciembre. Esto no significa dejar la compañía sino simplemente volver a cumplir exclusivamente con sus funciones como pilotos. Pero sí significa, por normas internacionales, que la compañía dejará de operar. Justo cuando comienza la temporada más alta del año. Las declaraciones del presidente Mauricio Macri, afirmando que Aerolíneas Argentinas le cuesta al Estado el equivalente a dos jardines de infante por semana, no ayudaron a calmar las aguas pero insinuaron que desde el gobierno están dispuestos a pelear. ¿Y si la empresa se planta? Desde la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), por las dudas, ya salieron a instalar la idea de que el objetivo último del gobierno es la privatización de la empresa y los cielos abiertos. Lo concreto es que la prolongación de la discusión entre APLA y la empresa no solo demora el acuerdo con los demás gremios sino también con las otras compañías que van a la cola de lo que arregle Aerolíneas y sus gremios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here