PULSEADA EN AEROLÍNEAS ENTRE LA DIRECCIÓN Y LOS PILOTOS: SÓLO UN CAMINO CONDUCE A ROMA

0
418

No hay que asustarse. Es tiempo de paritarias. Lo concreto es que la semana pasada la presidenta de Aerolíneas, Isela Costantini, le envió un mensaje a sus pilotos haciéndolos responsables por el posible levantamiento de la ruta a Roma si quienes vuelan A340, avión en proceso de desprogramación en la compañía, no aceptan voluntariamente migrar a los A330 que se van incorporando, pese a que esta transferencia está prevista en el Convenio Colectivo de Trabajo. Allí dice que cuando una flota se desprograma se acuerda entre las partes la reubicación de los pilotos, primero en forma voluntaria, respetando el escalafón, y si no alcanza, en forma obligatoria empezando por los más nuevos. APLA se agarra en que recién en 2018 se irá el último A340, y que no se los puede obligar mientras la aerolínea tenga aviones de ese tipo. La necesidad de la compañía es que 90 tripulantes -33 comandantes y 57 copilotos- pasen a la flota A330 que a fin de año contará con 9 aviones. La propuesta incluye también reducir la “posta” en Roma y Nueva York de 5 a 4 noches. “El objetivo -aseguran en la empresa- es, como ocurrió con Nueva York, mejorar la rentabilidad de la ruta, hoy por hoy la más deficitaria de la compañía”. Al punto que el Estado subvencionó a cada pasajero que fue y volvió a Roma en 2015 con U$S 550.La idea también es llevar el vuelo de cuatro frecuencias semanales a siete, con el propósito de competir en igualdad de condiciones con el otro jugador en esa ruta, Alitalia. La fecha límite para aceptar la propuesta es el 5 de septiembre ya que la idea es volar con los nuevos parámetros al inicio de la temporada alta europea (junio de 2017). O no volar. (Ver nota completa).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here