¿SE CONCRETÓ O NO UNA OPERACIÓN DE “SALE AND LEASE BACK” CON LOS NUEVOS AVIONES DE AEROLÍNEAS?

0
247

¿Sería una buena idea vender a un lessor los aviones que Mariano Recalde compró al final de su gestión para Aerolíneas Argentinas? La operatoria, habitual en la industria aerocomercial, se llama “sale and lease back”. La misma le permitiría a Aerolíneas obtener recursos que claramente en el gobierno escasean, pero manteniendo la misma flota. Es decir, desprenderse de aviones que podrían considerarse propios, aunque aún no se pagaron, como en el caso de los B737-800 (salvo algunos desembolsos menores), pero que habrá que hacerlo ahora. Fuera de Aerolíneas dicen que la operación financiera está concluida con los B737-800 y que el lessor sería Avolon, mientras se avanza sobre los dos A330 que están por llegar. Allí el posible lessor sería GECAS. La alternativa ante la falta de financiación y recursos comenzó a ser analizada por el equipo financiero ya en enero cuando viajaron a Dublín, al 18th. Annual Global Airfinance Conference, simposio internacional de financiación aeronáutica, y sorprendieron a los lessor con la propuesta. En la empresa reconocen que fue una alternativa financiera que se analizó, como tantas otras, dicen, pero que finalmente se descartó. Si bien hacerlo hoy les ofrecería a los muchachos de La Cámpora argumentos para una supuesta denuncia de vaciamiento, estos se enfrentarían al problema de tener que explicar por qué los aviones se compraron a un precio llamativamente alto respecto a lo que otras aerolíneas pagaron por los mismos equipos en el mercado. Por ejemplo, Air Europa paga U$S 42,5 millones por los mismos B737-800 que Aerolíneas compra por U$S 47,5 millones. Eso desembocaría en el absurdo de vender los aviones aun antes de salir de fábrica a un precio inferior al que lo van a tener que pagar. En el caso de los A330, la operación no solo les evitaría desembolsar los U$S 37,5 millones por avión que aún faltan pagar (de lo contrario lo seguiría financiando Airbus), sino que además le permitiría a la actual gestión ingresar los U$S 60 millones por equipo que ya se pagaron. Claro que otra vez se encontrarían con el problema de recibir menos que lo que los ex directivos de Aerolíneas se comprometieron a pagar por avión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here