ADMITE AEROLÍNEAS ARGENTINAS QUE CASI NO TIENE AVIONES PROPIOS Y QUE NO ES UNA EMPRESA DEL ESTADO

0
257

El riesgo la semana pasada de que el país volviera a entrar en default sobrevoló el espacio aéreo argentino, lo que llevó a las autoridades de Aerolíneas Argentinas a hacer algunas confesiones. Por ejemplo, que pese a los cerca de U$S 4.000 millones de fondos públicos transferidos para mantenerla en el aire y a los seis años que lleva con administradores estatales, Aerolíneas sigue siendo una empresa privada, cuyo propietario es Interinvest, y no tiene, pese al relato de las inversiones, prácticamente aviones propios. Frente a este reconocimiento, Mariano Recalde, presidente de la empresa, dijo a una radio estar tranquilo ante un posible intento de los fondos buitres por embargar algún activo de la compañía. Un análisis sobre la propiedad de la flota realizada por el diario La Nación, generó la reacción del gerente de Relaciones Institucionales de la empresa, Daniel Méndez, conocido por su bajo perfil, quien afirmó que la empresa cuenta con 68 aviones operativos, de los cuales -y luego de una larga disquisición sobre la diferencia entre leasing financiero y operativo- “solo un 38% son propios”. Aunque se haya hablado mucho de renovación e inversiones en equipamiento, la realidad sobre la flota del grupo es la siguiente. Efectivamente son 68 aviones operativos. La sociedad anónima Austral Líneas Aéreas-Cielos del Sur dispone de 22 Embraer propios (leasing financiero) que vuelan mayoritariamente en cabotaje. En cambio Aerolíneas Argentinas SA, solo tiene dos aviones propios: dos B737-700 (habían sido fabricados para la low cost AirTrans que desistió de tomarlos) que el entonces presidente Néstor Kirchner ordenó comprar a Boeing de apuro en 2009. El resto de la flota de un pasillo se compone de 30 aviones, entre B737-700 y B737-800 NG, en leasing operativo, es decir alquilados. Los propietarios son los lesor General Electric, ILFC y CIT. En la flota de largo radio hay 4 A330 alquilados a ILFC, 6 A340-300 en leasing operativo (arrendados a distintos lesor) y 4 A340-200 que podrían computarse como propios, salvo que uno ya fue desprogramado, otro dejaría de volar por estos días y los restantes lo harán en el próximo chequeo “C”. Es decir que estos aviones adquiridos en 1990 a través de un leasing financiero durante la administración de American Airlines, podrían llegar a computarse como propios excepto por su fecha de vencimiento. Méndez habló también de órdenes de compras por 4 Airbus 330 y 20 Boeing 737 NG, pero por ahora son solo intenciones para aviones que, de concretarse las operaciones (sólo se pagó un adelanto por dos A330), recién comenzarían llegar a fines del 2015.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here