BOEING 787: LOS RIESGOS DE SER AEROLÍNEA DE LANZAMIENTO

0
251

Ser la aerolínea de lanzamiento de un nuevo avión tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes. Entre las primeras sobresalen las comerciales, como que hay un público interesado en volar el nuevo producto y hasta, como ocurrió con los primeros A380, dispuesto a pagar una tarifa diferencial. También beneficios institucionales en la medida en que la noticia recorre el mundo y posicionan favorablemente a la compañía. Pero como todo producto fabricado para un uso intensivo los defectos – será tarea del fabricante ir resolviendo las novedades- irán apareciendo a medida que el avión sume horas de vuelos. Lo vivieron todos los aviones. Inclusive el A380 a partir del momento en que Singapore Airlines recibió, en 2007, el primer superjumbo. Ahora le toca el turno al 787 de Boeing. Mientras por un lado las aerolíneas desarrollan grandes esfuerzos comunicacionales anunciado la recepción de los mismos y los vuelos inaugurales, por el otro trascienden los problemas que las mismas compañías van detectando. En este caso, en particular, en el sistema eléctrico. Este lunes un flamante B787 de Japán Arlines tuvo un principio de incendio -sin pasajeros ni tripulantes- mientras estaba estacionado en el Aeropuerto de Boston. La causa está bajo investigación. Boeing no quiso hacer comentarios y derivó las preguntas a Japan Airlines, quien tampoco hizo declaraciones. El modelo 787 sufrió, desde su presentación, una serie de contratiempos con los sistemas eléctricos. Tarea para los ingenieros

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here