DURO GOLPE PARA APLA, QUE UNA VEZ MÁS QUEDA COMO SINDICATO DE EMPRESA

0
589

El inicio de vuelos a Miami este lunes de LATAM Argentina bajo la modalidad interchange, produjo un quiebre definitivo dentro de las filas de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas. Por un lado, los miembros de APLA llevaron a cabo una asamblea general extraordinaria en su sede donde definieron un plan de lucha. No tardaron en llegar las viejas acusaciones de “carneros” y de “falta de conciencia de clase, y una tremenda ignorancia sobre las consecuencias de debilitar a un sindicato poderoso y combativo” para aquellos pilotos de LATAM afiliados (son unos 237, de los cuales 50 vuelan a Miami) que buscan separarse. La historia se repite para APLA, que ya en 1985 vio nacer a UALA como gremio para los pilotos de Austral Líneas Aéreas, y que vio como Norwegian, JetSmart y Flybondi seguían caminos de gremios por empresa y no por actividad. Finalmente, APLA va quedando como lo que siempre fue: un sindicato de empresa que existe solo para Aerolíneas Argentinas, con apoyo actual de lo que queda de Andes, Flyest y lo que dejó Avian tras su desaparición. La decisión tomada por la asamblea de pilotos incluye iniciar el “procedimiento de expulsión” para los afiliados que vayan a integrar la comisión directiva del nuevo gremio que se está conformando con los pilotos de LATAM Argentina. Pero Pablo Biró, presidente de APLA, le puso paños fríos a las propuestas más rupturistas, que consistían en prohibir a sus afiliados que realizaran vuelos “interchange”, utilizando aviones de matrícula chilena para cubrir la ruta argentina de LATAM, entre Miami y Ezeiza. “Vamos a echar del sindicato a los que operan para las empresas y en contra de los trabajadores” afirmó, una vez más, amenazante, el titular del sindicato. Ya el martes hubo una serie de complicaciones en los vuelos, cuando 12 vuelos de Austral fueron cancelados luego de una asamblea del gremio de pilotos.