Fin de la emergencia por Covid. Coherencia por favor

0
432

La OMS decretó que el Covid ya no es una emergencia de salud pública internacional;; y la IATA emitió un comunicado para pedir a los Gobiernos que aprendan de esta lección que ha sido muy dura para todo el sector de los viajes y de los transportes.

Tras la 15ª reunión del Reglamento Sanitario Internacional, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el Covid ya no es una emergencia de salud pública de importancia internacional (PHEIC).

El director general adjunto de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA), Conrad Clifford, declaró que “las recientes decisiones, por ejemplo de los gobiernos chino y estadounidense, de suavizar las restricciones de viaje por Covid que quedaban, demuestran que el mundo está haciendo todo lo posible por volver a la normalidad”.

Sin embargo, advirtió que quedan lecciones que aprender de esta pandemia que ha sido “una tragedia para las familias que han perdido a sus seres queridos, pero también un desastre económico y social de una magnitud y con unas consecuencias que aún no se comprenden bien”. El ejecutivo también señaló las principales incoherencias que se evidenciaron durante la crisis sanitaria. “Desde el punto de vista de los viajes, sabemos que la falta de base científica, coherencia o comunicación clara de las restricciones impuestas por los gobiernos hizo que muchas de ellas tuvieran escaso impacto en la propagación del virus, pero agravaron la miseria de millones de personas que ya no podían visitar a sus familias o continuar con sus actividades laborales.”

En el campo específico de la aeronavegación comercial, la pandemia produjo un enorme impacto a nivel laboral. Conrad Clifford recordó que, además de hacer peligrar millones de puestos de trabajo, generó “un retraso de años en la conectividad aérea mundial. Por eso es importante que los gobiernos aprendan las lecciones de Covid: lo que funcionó y lo que no. Las decisiones que se tomen en la próxima emergencia de salud pública mundial deben ser coherentes, tener base científica, evaluar los riesgos y estar bien comunicadas.”

En su mismo comunicado, recordó que la aviación tiene un papel fundamental al ser el vehículo de transporte de las vacunas, de los medicamentos y de los equipamientos de salud. Instó a los gobiernos en “hacer todo lo posible para mantener la conectividad aérea mundial y las cadenas de suministro, y designar al personal de la aviación como trabajadores clave en lugar de someterlos a severas restricciones de cuarentena.”

Finalmente, anticipó que en el futuro será necesario trabajar juntos: “Una mejor preparación requerirá una colaboración más eficaz, por ejemplo, entre los gobiernos y la industria y entre los sectores de la aviación y la salud. La IATA se compromete a trabajar con socios mundiales, incluidas la OMS y la OACI, para aplicar nuevas buenas prácticas y orientaciones, y garantizar un enfoque más resistente y eficaz para gestionar y proteger la salud y el bienestar públicos en los próximos años”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here