EE.UU. se mete de lleno en el caso del Jumbo venezolano/iraní: pide a la Argentina incautar la aeronave

0
103

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos envió un exhorto a la República Argentina – tras la decisión de un tribunal del distrito de Columbia – solicitando incautar el B747 que está retenido en Argentina desde comienzos de junio pasado.

 

Por otra parte, el Departamento de Comercio emitió una “orden de denegación temporal” que suspende por 180 días los privilegios de importación de carga de la empresa venezolana Emtrasur para adquirir “la custodia o el control” del Boeing 747, retenido en Argentina.

Los argumentos de la medida administrativa son los mismos en los que se basa la medida judicial, que la aeronave es de origen estadounidense y de la empresa Mahan Air de Iran. Esta orden está relacionada con la del Departamento de Justicia y fue firmada por el subsecretario de Control de Exportaciones, Matthew S. Axelrod.

La orden, que se emitió el 19 de julio de 2022, alega que el avión fabricado en los Estados Unidos está sujeto a decomiso en base a violaciones de las leyes de control de exportaciones de los Estados Unidos, relacionadas con la transferencia no autorizada del avión de Mahan Air, una aerolínea iraní vinculada a Hezbollah y a la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán (IRGC-QF), una organización sindicada como terrorista por los Estados Unidos.

La orden judicial indica que se solicita el decomiso del avión porque pertenece a la Empresa de Transporte Aéreo Cargo del Sur (Emtrasur), una aerolínea venezolana de carga y subsidiaria del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa).

En 2008, el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, dice el comunicado oficial, emitió, y desde entonces ha renovado periódicamente, una “orden de denegación temporal” que prohíbe que Mahan Air participe en cualquier transacción que involucre cualquier producto exportado de los Estados Unidos que esté sujeto a las Regulaciones de Administración de Exportaciones.

En la orden de incautación norteamericana se explica que el octubre de 2021, Mahan Air violó la Orden de Denegación Temporal y las leyes de control de exportaciones de los Estados Unidos cuando transfirió la custodia y el control de la aeronave Boeing a Emtrasur sin la autorización de la Casa Blanca.

Posteriormente, dice la orden, se produjeron violaciones adicionales de las leyes de control de exportaciones de Estados Unidos. Entre febrero y mayo de 2022, Emtrasur reexportó la aeronave entre Caracas, Venezuela; Teherán, Irán; y Moscú, Rusia, sin la autorización del Gobierno de los Estados Unidos.

La orden de incautación menciona que, en junio de 2022, las autoridades argentinas detuvieron a la tripulación de vuelo del avión Boeing, incluidos cinco iraníes. El capitán registrado de la aeronave, Gholamreza Ghasemi, fue identificado como un excomandante del IRGC y accionista y miembro de la junta directiva de la aerolínea iraní Qeshm Fars Air. La policía argentina también registró la aeronave y encontró un registro de vuelo de Mahan Air que documentaba los vuelos de la aeronave después de la transferencia “ilegal” a Emtrasur, incluido un vuelo a Teherán en abril de 2022.

Mahan Air fue sancionada en 2011 por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos –Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC)– por brindar apoyo material al IRGC-QF, y Qeshm Fars Air fue designada en 2019 por estar controlada por Mahan Air y por brindar apoyo material al IRGC-QF.

Además, Conviasa, la empresa matriz de Emtrasur, fue sancionada por la OFAC en 2020 y su flota fue bloqueada conforme a una Orden Ejecutiva en 2019. Simultáneamente con la acción de hoy, el Departamento de Comercio emitió una Orden de Denegación Temporal negando los privilegios de exportación de Emtrasur por 180 días, con posibilidad de renovación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here