Expertos opinan sobre el Decreto 879/2021

0
1744

Como en otras oportunidades, cuando un tema polémico afecta al sector aerocomercial argentino, Aviación News invitó esta vez a una decena de referentes de la industria a dar su opinión, en este caso, sobre el Decreto 879 que fortalece el monopolio que ejerce en el país Aerolíneas Argentinas y otras empresas estatales, introducido subrepticiamente en Nochebuena.

Pero a diferencia de otras oportunidades, no fueron muchos los que quisieron “comprometerse” con su opinión, empezando por las aerolíneas más afectadas, como Flybondi y JetSmart, otras compañías ahora en “receso” y hasta los representantes de las líneas aéreas que operan en el país.

En cambio, sí respondieron referentes con amplia experiencia en legislación aérea, con trayectoria en puestos públicos que hacen a la política del sector y hasta, en distintos momentos, por participar en la conducción de Aerolíneas Argentinas:

Dr. Fernando Enrique Dozo: (Abogado especializado en Derecho Aeronáutico y Espacial; Consultor en Transporte Aéreo y Turismo; Ex Director Nacional de Transporte Aéreo Comercial; Ex Gerente de política aérea de Aerolíneas Argentinas SA y Ex Presidente de JURCA)

¿Cuál es tu opinión sobre el Decreto 879/2021 y qué implica éste para la aviación comercial argentina?

  • “Este decreto avanza sobre tarifas de cabotaje, en contra del interés de los usuarios y de las empresas, por lo que controvierte la norma en la que pretende fundarse: art.42 de la Ley 19030. Significa un retroceso de 30 años en el mercado aerocomercial argentino y su entrega al monopolio cuasi mafioso de los sindicatos de Aerolíneas Argentinas, Intercargo y de la organización para estatal La Cámpora que administra distintas “cajas” del Estado. Obviamente, conspira contra la competitividad de precios y servicios, mejores opciones para los consumidores y usuarios, contra la conectividad y contra el turismo interno e internacional receptivo, además de las restantes actividades comerciales y sociales. Se suma al cierre del cuarto aeropuerto en cantidad de pasajeros del país (El Palomar), sólo para beneficiar a una casta pseudo aeronáutica que sólo busca su propia autosatisfacción a costa del bolsillo de todos”.

¿A quiénes beneficia y a quienes perjudica?

  • “En realidad, a nadie, porque al configurar un sistema que genera una pérdida diaria de USD 2 millones por exceso de personal, baja utilización de equipos y pésima productividad es insostenible en el tiempo en un país en bancarrota como la Argentina. Sólo producirá un mayor estrangulamiento económico y se llegará a un punto en el que no se podrá continuar despilfarrando millones de dólares como los casi 8.000 millones quemados desde la confiscación del 2008 más el resultado de la condena del CIADI por dicho acto. Obviamente, los primeros perjudicados serán los pasajeros y cargadores resilientes así como las empresas a las que se les impide crecer y desarrollarse como Flybondi o JetSmart o a la perseguida Lan Argentina, a la que le hicieron la vida imposible hasta obligarla a cerrar. La negativa de basamentos, condiciones restrictivas para el uso de pasarelas telescópicas o demoras adrede en la puesta en marcha con la complicidad de algunos controladores, configuraron y configuran un accionar mafioso al que una inexistente, incompetente, cómplice y ficticia autoridad, nunca puso límite. Por el contrario, este decreto, así como el Decreto 877/2021, son la acabada respuesta al petitorio presentado por los “sindicatos unidos” que emplazaron a las inexistentes “autoridades” a dar cumplimento a sus pretensiones extorsivas sin fundamento real alguno”.

 ¿Es el decreto un paso adelante, una solución a problemas de la industria o un retroceso en el tiempo?

 “Reitero que marca un retroceso de 30 años para el país, para el turismo, el comercio y para toda la sociedad argentina. Gran parte de la cual, sin poder acceder a los servicios aéreos, debe seguir manteniendo a una casta mafiosa, incompetente y fracasada, con medidas como estas. Mejor que yo lo acaba de explicitar con meridiana claridad el vicepresidente para las Américas de IATA en este mismo medio. La Argentina hoy es un paria también en el transporte aéreo mundial gracias a la mal llamada “empresa de bandera”, a la que ni siquiera se puede poner bandera de remate porque ya regalada es cara”.

Dr. Manuel Gamboa. (Abogado especializado en Derecho Aeronáutico; ex comandante de Aerolíneas Argentinas; ex Director Nacional de Transporte Aerocomercial entre 1990 y el 2000 y actual profesor de la Facultad de Ciencias Económicas en la carrera de posgrado en la materia “Gestión Económica en el Turismo”)

¿Cuál es tu opinión sobre el Decreto 879/2021 y qué implica éste para la aviación comercial argentina?

  • “El Decreto 879/2021, implica un retroceso en el tiempo y volver a la ortodoxa normativa más rancia. Aprovechando la falta de prolijidad normativa que a lo largo de los años no fueron modificadas ni derogadas, los avances en la industria quedaron en el vacío. Volvimos 4 décadas atrás”.

¿A quiénes beneficia y a quienes perjudica?

  • ­“Solo a Aerolíneas Argentinas y al concepto más tradicional que formó y cultivó la empresa y sus empleados a lo largo de sus 72 años de vida”..

 “Podemos agregar que afecta a la industria aerocomercial en general. Desde el cabotaje y la integración regional. Cultivando el tráfico de Tercera y Cuarta Libertades en desmedro de mejores oportunidades y servicios. Un cierre a contrapelo de lo que manifiestan las regiones y el intercambio de Quinta o Sexta libertade”.

¿Es el decreto un paso adelante, una solución a problemas de la industria o un retroceso en el tiempo?

  • “Nos aleja aún más del mundo, porque tampoco tenemos posibilidad operativa suficiente para satisfacer con aeronaves propias ese tráfico marginal que se crea con otras empresas en ejercicios de Quinta libertad”.

 “En cuanto a la asignación de frecuencias, con las restricciones estadísticas del año anterior, lo único que lleva es a desalentar la competencia en el mercado internacional. (Regional y long hall)”

Dr. Carlos Vázquez: (Consultor aeronáutico, con 35 años de trayectoria en empresas nacionales e internacionales; exJefe de Proyecto, Gerente de Control de Gestión y Director de Planeamiento y Control entre 1980 y 2001 de Aerolíneas Argentinas, y profesor en la Universidad Tecnológica Nacional en las carreras: Tecnicatura Universitaria en Gestión Aeronáutica, Economía del Transporte Aéreo y Administración y Finanzas)

¿Cuál es tu opinión sobre el Decreto 879/2021 y qué implica éste para la aviación comercial argentina?

  • “La primera observación es que implica un fuerte retroceso del desarrollo del transporte aéreo en la Argentina. Como siempre digo cuando suceden estas cosas, deberían ser un poco más valientes y sacar un decreto que diga “en Argentina, solo puede volar Aerolíneas Argentinas y las compañías extranjeras solo pueden hacer los vuelos que Aerolíneas quiera que hagan y llevar los pasajeros a los destinos que quiera Argentina”

“La segunda observación, es que no hay mas ministro de Transporte que vele por los derechos de los argentinos, sino que, junto al ministro de Trabajo, pasan a ser un apéndice de los gremios. Solo basta mirar los reclamos que hacían los sindicaos para darse cuenta que le dieron todo lo que pedían”.

“La tercera observación que en la ANAC manda Florencia Dovechi (empleada de APLA) quien no conoce lo que es el negocio aéreo en el mundo”.

 ¿A quiénes beneficia y a quienes perjudica? 

  • “Primero a los sindicatos que lograron todo lo que pidieron. Segundo a Gustavo Lipovich que logró plasmar sus pensamientos que nunca se actualizaron desde el Convenio de Chicago. Tercero Aerolíneas Argentinas, y cuarto Intercargo (ambas a cargo de La Cámpora) ya que le buscan inhibir la competencia, por lo tanto, pueden seguir con sus conducciones empresarias sin que la gente pueda comparar y darse cuenta de los incapaces que son”.

 ¿Es el decreto un paso adelante, una solución a problemas de la industria o un retroceso en el tiempo? 

  • “Volvemos a la época del Convenio de Chicago, y no se dan cuenta que el mundo de las líneas aéreas cambio en 1978 con la desregulación”.

Dr. Luis Alejandro Rizzi (Abogado, con cursos de post grado en Derecho Aeronáutico y Transporte Aéreo. Fue Gerente General de Aerolíneas Argentinas. Hizo periodismo económico en Radio Mitre y Radio del Plata. Ex Profesor de Comercio Exterior en la Fundación Bank Boston. Escribe sobre Transporte aéreo, política aérea y turística y política nacional e internacional)

¿Cuál es tu opinión sobre el Decreto 879/2021 y qué implica éste para la aviación comercial argentina?

  • “Este decreto atrasa porque pone, entre comillas, exigencias en plena vigencia de la 19.030, una ley cavernaria que como yo le propuse al gobierno de Mauricio Macri, en mi paso por Transporte, derogar como también modificar el Código Aeronáutico en tres aspectos: 1º la propiedad sustancial; 2º el régimen de concepción de rutas (yo propongo un sistema mucho más siempre en el que se autoriza a un explotador a desarrollar transporte aéreo porque tiene solvencia técnica y económica, y él después es el encargado de elegir las rutas que quiere, con las frecuencias que quiere y las tarifas que se le ocurran. Esa era mi propuesta”.

¿A quiénes beneficia y a quienes perjudica?

  • “Esto perjudica a todo el mundo porque significa un retroceso que va a limitar el transporte aéreo y de hecho vamos a estar en manos de Aerolíneas Argentinas. Con esto lo único que vamos a lograr es agravar su déficit. Y el día que haya una política racional va a tener que desaparecer. La están enterrando de a poco”.

¿Es el decreto un paso adelante, una solución a problemas de la industria o un retroceso en el tiempo? 

  • “Es un paso atrás. Diría que es volver a una política de pueblo originarios, cuando el transporte aéreo no existía”.

 “Para quienes seguimos el transporte aéreo esto es, lisa y llanamente, un agravio. Es el gobierno que tenemos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here