La Cámpora apuntó contra Mario Meoni

0
1112

El último viernes, la mayoría de los gremios aeronáuticos (APA, APLA, APTA, ATCPEA, ATEPSA y UPSA) emitieron un documento resumiendo lo tratado un día antes con autoridades de los ministerios de Transporte y Trabajo. “Temas sectoriales pendientes de solución”, resumía el texto.  Entre ellos, básicamente, una solución para los trabajadores de Latam Argentina, Andes, Avian y Flyest que perdieron sus fuentes de trabajo o que no reciben salarios desde hace meses, y una recomposición salarial para los trabajadores de Aerolíneas Argentinas e Intercargo que, a diferencia de los anteriores, cobran sus sueldos puntalmente.

Respecto al primer punto, los gremios informaron que se avanzó en el compromiso de priorizar la incorporación de estos trabajadores, por parte de Trasporte y Trabajo, “en el proceso de paulatina normalización de las operaciones aéreas en el país”. Teniendo en cuenta que el desarrollo del sector está enfocado, por el Gobierno y los gremios, exclusivamente en Aerolíneas Argentinas, no es difícil arribar a que lo que piden es la incorporación, lisa y llana, de estos trabajadores a esta empresa y alguna otra estatal del sector.

El cierre forzado de El Palomar, también por empecinamiento de La Cámpora, generó como se vio este lunes con el corte de la Autopista Riccheri, única vía de acceso al aeropuerto de Ezeiza, muchos más trabajadores (de empresas tercerizadas de seguridad o limpieza, por ejemplo) que los que trabajaban en las aerolíneas privadas que ahora presionan para que el gobierno se haga cargo y les consigan un lugar en las empresas del Estado, empezando por la línea de bandera.

Es evidente que cuanto se lleva a la mesa de estos ministerios el tema referido a las actualizaciones salariales se está hablando, según el comunicado, exclusivamente de Aerolíneas Argentinas e Intercargo. Es allí que los gremios plantearon la necesidad de “obligar a las empresas a llamar a paritarias sin mayores dilaciones argumentando que en Aerolíneas van 15 meses sin recomposición salarial y en Intercargo un año”.

Una diferencia entre quienes reclaman aumentos salariales y los que, como los de la Riccheri y El Palomar, reclaman por sus fuentes de trabajo.

Quienes siguen de cerca los avatares del sector afirman que la movida impulsada por los gremios aeronáuticos apuntaría también a desestabilizar al ministro de Transporte, Mario Meoni, que casualmente se ocupa de todo lo que tiene que ver con el transporte, pero con excepción del sector aéreo (Aerolíneas, Intercargo, ANAC, Orsna, etc.) que es territorio exclusivo de La Cámpora, que hoy maneja desde su oficina en la Cámara de Senadores Mariano Recalde. Apoderarse del ministerio que hoy conduce – parcialmente – un hombre de Sergio Massa, sería su objetivo final. Hay quienes sostienen, inclusive dentro de Aerolíneas, que los fondos que llegan desde Economía para sostener la compañía (más de U$S 600 millones en lo que va del año) ni siquiera hacen escala en el Ministerio de Transporte sino que van directamente a la T4 de Aeroparque, donde aerolínea tiene sus oficinas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here