LUFTHANSA (II) CAMBIA DE ESTRATEGIA CON SU FLOTA

0
636

La compañía aérea alemana ha dispuesto varios cambios en su flota, producto de la crisis desatada por el Covid-19. La primera medida fue desprogramar sus aviones más grandes, los Airbus A380 y los Boeing B-747. Además, se retirarán sus Airbus A340/600 y probablemente retrase la recepción de los nuevos Boeing B-777X, que acaba de lanzar la fabricante estadounidense. De hecho, Lufthansa estaría analizando cambiar su orden de los Triples 7 por la versión carguera. Los análisis preliminares de la compañía indican que el tráfico de pasajeros se recuperará en dos años y que antes de eso, será necesaria más capacidad carguera. Lufthansa Carga opera un total de siete Boeing B-777F y seis McDonnell-Douglas MD-11F.