SIGUE LA CONFUSIÓN EN LA INDUSTRIA DE LOS VIAJES EN LA ARGENTINA: “SOLO SÉ QUE NO SÉ NADA”

0
6903

“Dólar solidario”, “Dólar turista”, “Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva” o simplemente impuesto del 30% a los viajes y compras en el exterior, lo cierto que desde su publicación en el Boletín Oficial el lunes 23 a la tarde lo único que ha aumentado es el desconcierto y la confusión. Solo una cosa quedó clara con la ley: el impuesto PAIS (Para una Argentina Inclusiva y Solidaria) no se va a aplicar cuando se trate de la compra de pasajes por vía terrestre a países limítrofes. En lo demás, todas son dudas. Todos esperan que la reglamentación ponga un poco de luz sobre el alcance de esta ley que por ahora lo único que aportó fue una fuerte devaluación en la economía argentina. En la confusión, algunas agencias de viajes están vendiendo sin el 30%, con la intención de ir después, si corresponde, a reclamarle la diferencia al cliente. Otros optaron por directamente cobrar el 30%, retener el importe y esperar que las cosas se ordenen, lo que para algunos abogados tiene ciertas aristas peligrosas. Las aerolíneas, nacionales e internacionales, directamente optaron por no cobrar el impuesto hasta que no esté, no solo reglamentada la ley, sino también activado el gravamen por la IATA y los sistemas de reservas lo incluyan. Lo que sí hicieron los representantes de las compañías extranjeras en el país fue consultar con sus abogados -y estos entre sí- e intentar explicarle a sus casas matrices de qué se trata esta nueva extravagancia argentina. Lo que no quiere decir que entidades como la local JURCA o la global IATA, cuyas aerolíneas asociadas en este caso transportan el 83% del tráfico aéreo mundial, no tengan preparadas las respuestas que inmediatamente entregaran al gobierno, en especial, como algunos sospechan, si la reglamentación esconde alguna inequidad. Es más, hay quienes dicen que funcionarios de alto nivel del gobierno ya están informados de la respuesta de IATA.