RYANAIR SE QUEDA EN GIRONA, PERO SE AJUSTA

0
241

Al cabo de negociar con los trabajadores representados en la central USO, Ryanair confirmó que no se retirará de la base catalana de Girona, pero modificará las condiciones de trabajo. Ryanair había amenazado con cerrar sus puertas y levantar sus vuelos en la ciudad, sin embargo, tras negociar con los trabajadores obtuvo ciertas concesiones de ellos que le permitirán continuar volando desde esa escala. En concreto, los trabajadores pierden su antigüedad, también la categoría y pasan de ser tripulantes de cabina a “agentes de servicio al cliente” y pasan a ser de trabajadores permanentes, a fijos discontinuos, lo que significa que sólo trabajarán nueve meses, los tres restantes irán al paro, lo que hará que sólo tendrán nueve pagas.