PILOTOS DE LATAM ARGENTINA CUESTIONAN POSICIÓN DE APLA CONTRA EL INTERCHANGE Y PIDEN UNA ASAMBLEA URGENTE

0
1758

La historia parece repetirse, aunque los protagonistas sean otros. En 1985, durante el gobierno Radical, la propuesta que prevalecía en los gremios era la desaparición de Austral con el argumento de que no podía haber dos aerolíneas estatales. Los empleados de ésta, en cambio, pedían la privatización de la empresa. APLA era, posiblemente, el gremio más activo en cuanto a oponerse a la continuidad de Austral. Los pilotos de esta última pronto tomaron conciencia de que estaban en un gremio que proponía la desaparición lisa y llana de sus fuentes de trabajo. La Unión de Aviadores de Líneas Aéreas (UALA), que representa a los tripulantes de Austral, lleva 32 años como gremio independiente. ¿Podría pasar lo mismo con los pilotos de Latam Argentina? Lo cierto es que la intención de los pilotos de Latam no es, de ninguna manera, romper con el sindicato. Esta semana, agremiados a APLA pero que vuelan para la empresa privada, solicitaron en carácter de urgente a la comisión directiva que encabeza Pablo Biró que convoque a una Asamblea de afiliados del sector Latam para tratar la posición de APLA, entre otros puntos, frente a la implementación de contratos de utilización de aeronaves en la modalidad conocida como interchange. Además de pedir que los dejen a ellos resolver cualquier tema en relación con su empresa, destacan que la “problemática de interchange y su aplicación va de la mano con nuestra pertenencia como Estado miembro de la OACI, organismo que contempla este tipo de contratos de utilización como medio moderno de optimización de los recursos de empresas aerocomerciales, como lo han entendido Brasil, Chile, Perú, Ecuador, Estados Unidos e Italia entre otros”. “Sin embargo vemos que la posición adoptada por la conducción de APLA va en sentido absolutamente contrario, emitiendo comunicados o participando de ellos en los que los potenciales riesgos por el empleo de este sistema rozan ‘la traición a la patria’”. Para agregar más adelante que “de los comunicados surge que para quienes nos representan la valorización del poder gremial está por encima del establecimiento de condiciones de continuidad laboral y eso nos preocupa”. Y continúa el escrito: “Si bien entendemos que el interchange no asegura crecimiento en lo inmediato, al menos nos promete continuidad, que es lo que en estos momentos preocupa al sector. Insistimos en el hecho de que las empresas todas en Argentina necesitan de cambios drásticos en cuanto a la política aerocomercial, que permita ampliar el mercado, mejorar su eficiencia y rentabilidad, en igualdad de condiciones, permitiendo una sana competencia y garantizando los puestos de trabajo. No percibimos esta intención en quienes nos representan en tal difícil momento”. El conflicto entre los pilotos y su gremio, tal como lo explicó la semana pasada Aviación News, surge ante la necesidad de la empresa de reemplazar el año que viene por imposición de la autoridad de Estados Unidos para volar a ese territorio los B767 que requerirían una muy fuerte inversión que no se justificaría por la antigüedad de los mismos, las condiciones actuales del mercado y su escasa -solo 9 horas diarias- utilización. La modalidad interchange le permitiría a la empresa utilizar aviones matriculados en otro país operar la ruta propiedad de Latam Argentina con su tripulación también nacional. Modalidad que, como expresaron los pilotos, es aceptada por muchos países en el mundo.