EL NUEVO PRESIDENTE DE AEROLÍNEAS Y LOS GREMIOS CARA A CARA

0
1171

Como en una partida de ajedrez, comenzaron los primeros movimientos de piezas. Sin presupuesto para lo que resta del año, y con paritarias que se acercan, el nuevo presidente de Aerolíneas Argentinas, Luis Malvido, mantuvo su primera reunión oficial con las entidades gremiales que agrupan a los trabajadores de la empresa. Desde Aerolíneas informaron oficialmente que Malvido les propuso una ronda de diálogo gremio por gremio acerca de un listado de condiciones laborales. La intención es mejorar la situación financiera para encarar el proceso de renovación de flota de Austral y de algunos aviones de largo recorrido de Aerolineas, a pesar de la extensión del alquiler renovado por los Airbus A340 que estarán operando hasta fines de 2019. El objetivo es hacer foco en condiciones laborales “que permitan llevar su competitividad a los estándares de la industria”. Por ejemplo, la reducción de postas, algo que las tripulaciones no ven con buenos ojos, pero que están dispuestas a negociar, pese a que entienden que no son números que vayan hacer gran diferencia en los balances de Aerolíneas. Las miradas están puestas, eso sí, en las próximas negociaciones paritarias. Por el momento desde la empresa no está presupuestado un aumento salarial, aunque ya han iniciado pagos de clausula gatillo desde el último convenio. Por su parte, los gremios consideraron que estas medidas no afectarán la situación financiera de la empresa. Ricardo Cirielli, titular del sindicato de Personal Técnico Aeronáutico (APTA), dijo al diario La Nación que “ninguna empresa aérea crece achicándose” y que “si la variable de ajuste es solo de los trabajadores, va a ser un fracaso.