¿PERO ES BUENO O MALO QUE AEROLÍNEAS PRETENDA MENOS SUBSIDIOS EL AÑO QUE VIENE?

0
362

Es evidente que en Aerolíneas nada es blanco o negro y que todo, por lo tanto, dependa del color político con que se lo mire. Durante años el objetivo de las distintas administraciones fue reducir los fondos que el Estado destinaba a mantener a Aerolíneas Argentinas en funcionamiento. Concretamente los subsidios. Según datos oficiales, la empresa requirió para cubrir sus gastos en 2009 unos U$S 700 millones, U$S 550 millones en el 2010, U$S 822 millones en el 2011 y U$S 899 millones en el 2012. En los siguientes tres años -del 2013 a 2015- el promedio anual se estabilizó en los U$S 600 millones. En el 2016 ya fueron solo U$S 325 millones, este año estiman no superar los U$S 170 millones y para el 2018 prometen demandar al Tesoro menos de U$S 100 millones. Y cero para el 2019. Unos dirán que se trata de una buena noticia y de un meritorio esfuerzo de todos quienes participan en la empresa. Sin embargo hay quienes critican este proceso de reducción de subsidios. Uno de ellos es Mariano Recalde, que requirió ayudas superiores a los U$S 4.750 millones durante los 7 años en que gestionó la empresa, pero que ahora objeta que se pretenda reducir en un 41% los subsidios para el año que viene respecto al 2017. Así lo expreso a través de twitter: “Llegan las low cost y reducen inversión en Aerolíneas: hay que #FrenarElAjuste que también golpea a nuestra línea aérea de bandera”. ¿En qué quedamos?