DATOS CELOSAMENTE GUARDADOS CONFIRMAN QUE LAS GRANDES PÉRDIDAS EN AEROLÍNEAS ARGENTINAS NADA TIENEN QUE VER CON LA CONECTIVIDAD

0
267

En medio de los incrementos de tarifas en medios de transporte que afectan básicamente a los sectores más populares; muchos se preguntan qué pasa con Aerolíneas Argentinas. A cien días del inicio de la actual gestión, pocos son los cambios visibles que ofrece la empresa. Las grandes decisiones parecerían estar supeditadas a la postergada “reunión de trabajo” de Isela Costantini y su equipo con el presidente Mauricio Macri. Allí le llevarían alternativas para que aquel elija el camino a seguir. Mientras tanto, algunos miembros del Gabinete se quejan por lo bajo que mientras ellos se han esforzado en bajar costos y reducir estructuras en sus áreas poco es lo que se ha hecho con la deficitaria Aerolíneas para poner en marcha una restructuración que atempere las pérdidas y reduzca su demanda de subsidios. Aunque no dejan de reconocer la habilidad mostrada hasta ahora por la ex General Motors para suavizar conflictos. Mucho se habla de la “conectividad del país”, pero datos internos guardados bajo siete llaves confirman -una vez más- que el problema no está en la conectividad interna sino en los vuelos al exterior. Estas planillas muestran que durante el último año -gestión Mariano Recalde- Aerolíneas perdió 70 millones de dólares en sus vuelos a Europa (costos operativos y de estructura pero sin incluir impuestos y financiación), casi U$S 120 en las rutas interamericanas (todo el continente excepto países limítrofes) y U$S 22 en regional, mientras que obtuvo casi U$S 20 millones de ganancia en cabotaje. Para ser más precisos, los vuelos Ezeiza-Barcelona arrojaron un quebranto de U$S 20 millones en el año, Ezeiza- Roma U$S 21 millones, Ezeiza-Madrid casi U$S 30 millones, Ezeiza-Miami U$S 34 millones y Ezeiza-Nueva York U$S 44 millones. El vuelo Córdoba-Miami, que está a punto de ser desprogramado (ver nota aparte), arrojó un quebranto operativo (fueron apenas 39 vuelos) de U$S 4,2 millones. En Austral, en su medida, la situación es parecida: mientras obtuvo U$S 14 millones de ganancias en cabotaje sufrió pérdidas por U$S 24,5 millones en regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here