RECALDE RECONOCIÓ LAS CAUSAS QUE PROVOCARON CAOS EN AEROPUERTOS AL INICIO DE LAS VACACIONES DE INVIERNO

0
276

Mariano Recalde, presidente y gerente general de Aerolíneas Argentinas y Austral, terminó por admitir, un mes después, de quien fue la responsabilidad por las demoras y cancelaciones de los vuelos al inicio de las vacaciones de invierno: suya. Lo hizo cuando finalmente terminó por aceptar lo que había negado 30 días ante: que no fueron los controladores en conflicto, ni los pilotos poco “colaboradores” de Austral, ni la mala meteorología, ni la imprevista falla técnica de un avión lo que obligó a cancelar cientos de vuelos y demorar la mayoría afectando, de una u otra forma, a unos 30.000 pasajeros. El “castigo” llegó esta semana hasta Oscar Segura, gerente de programación de vuelos, un histórico de la compañía cuya indemnización sería muy alta por su antigüedad, por lo que le habrían ofrecido la gerencia de Montevideo -ocupada por uno de los gerentes más antiguos y experimentados de la compañía-, y Gustavo Cristoforetti, a cargo del comando operativo de Austral; a quien también se le estaría buscando una nueva función. También Elio Chaieb, gerente de Relaciones Laborales, tendrá que buscarse otro lugar acusado de no haber cerrado buenos convenios con los gremios. Distinta fue la situación para el mexicano Guillermo Peña, que llegó como cuadro técnico desde la low cost Volaris traído por el ex director comercial de Aerolíneas Juan Pablo Lafosse para ocupar la gerencia de Programación y Planeamiento de Redes. A él le habrían ofrecido quedarse solo con Redes, pero no aceptó. La purga no llegó, en cambio, hasta Juan Núñez Aguilar, director de Planificación Estratégica, a quien todos señalan como máximo responsable del caos de julio. Voltearlo hubiera significado para el presidente de la compañía reconocer el error de haberlo traído. Ahora tiene más poder. Tampoco llegó hasta el sillón de Recalde, responsable último de lo que ocurre en la compañía, y autor de la consigna, con mucho de obsecuencia y oportunismo político, que llevó a varios sectores a programar más vuelos de los que Aerolíneas y Austral podían ofrecer: “batir el record histórico de pasajeros transportados en vacaciones de invierno”. No pudo ser

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here