LAS AEROLÍNEAS SE QUEJAN EN LA ARGENTINA POR MULTAS QUE APLICA LA ANAC CON HASTA CUATRO AÑOS DE ANTIGÜEDAD

0
442

Cuando alguien consulta a las aerolíneas internacionales que vuelan en la Argentina cuales son los principales problemas que enfrentan durante su operación en el país, sus responsables suelen coincidir en las dificultades derivadas del servicio de Intercargo, las limitaciones para poder girar dólares a sus casas matrices y las multas que la ANAC suele aplicar a las aerolíneas por vuelos sin autorización formal, cancelaciones o demoras. Nadie, ni las aerolíneas ni las autoridades, parecen estar en condiciones de precisar qué cantidad de actas están recorriendo las instancias administrativas y legales ni a cuánto asciende el monto total en discusión. Aunque en las compañías dicen que son decenas de millones de dólares, y no siempre parejo para todas. Las autoridades de la ANAC justifican la aplicación de las mismas en la defensa del pasajero, algo que nadie discute, y sostienen que han flexibilizado las mismas en los últimos años, ampliando por ejemplo de media hora a una hora el tiempo a partir del cual se aplica la multa. Las empresas cuestionan el cambio de criterio en la aplicación de las sanciones y la discrecionalidad en la aplicación de las mismas ya que las multas pueden ir de entre dos y cien veces del valor de la tarifa máxima correspondiente al mayor trayecto operado por la aerolínea en cuestión por cada vuelo sancionado. Pero la queja más frecuente de las aerolíneas, además de la transferencia de la carga de la prueba con que suele actuar la autoridad, es la antigüedad de las demoras objetadas y el pobre trabajo de los inspectores en lo relativo a indagar las razones de la posible demora así como la tardanza por parte de la administración en tramitar cada sumario. Es frecuente -dicen en las aerolíneas-, que los sumarios se originen en imputaciones correspondientes a hechos que han sucedido hace dos o tres años y, en ocasiones, más de cuatro años, por lo que resulta imposible reconstruir los hechos con pruebas documentales cuando la guarda de documentación de cualquier organismo interviniente oscilan entre los tres y los seis meses. Como justificar si una demora acaecida hace cuadro años fue por causas meteorológicas (un ejemplo típico fueron las cenizas volcánicas), huelgas, problemas derivados del irregular servicio de tránsito aéreo, falla en los servicios de tierra o inconveniente generados por otros organismos intervinientes como Intercargo, Migraciones, Aduana, PSA, etc. Las aerolíneas sostienen que el sistema actual es perverso y piden que los inspectores confeccionen el acta en presencia de los representantes de las empresas o que los notifiquen inmediatamente, para que las pruebas no se pierdan. ANAC sostiene que no tiene suficiente cantidad de inspectores y propuso un formulario para que las aerolíneas se adelanten e informen si tuvieron demoras y por qué. Hasta ahora no hay acuerdo, aunque sí el riesgo que todo termine en Tribunales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here