¿ES EL MUNDIAL UN BUEN NEGOCIO PARA LAS AEROLÍNEAS EN LA ARGENTINA?

0
252

Pese a que es imposible traer cifras, lo cierto es que lo que se va concretando en materia de vuelos especiales está muy lejos de lo que se estimaba inicialmente. Es así que buena parte de estos vuelos se fueron cayendo aún antes que la ANAC los autorizara. Para muchos se partió de una expectativa muy grande por cercanía, posibilidades de la Selección y la presencia de Messi, en tanto que para otros, todo el mundo quiso asegurarse lugares en un negocio que no era para tantos. Frente a tarifas de U$S 5.990 por un partido de Argentina, U$S 7.332 por dos o U$S 12.860 por los tres encuentros de la primera ronda aparece un primer trimestre complicado en materia económica y una Selección que se mostró muy poco como para mover multitudes. Hay quienes confían en que en mayo levante el entusiasmo, sobre todo por los vuelos que van, esperan y vuelven después del partido. Otra consecuencia no deseada es que mientras todos se enfocan en Brasil, se descuida la próxima temporada de invierno -nadie está pensando en ella- que arranca bastante antes que el árbitro dé el pitazo final consagrando un campeón. Respecto a los vuelos regulares a Brasil, por fuera del Mundial, la expectativa es que el tráfico caiga, entre otras cosas por el costo de los pasajes, la hotelería, excursiones, etc. También presuponen en las aerolíneas que el tráfico comercial a todos los destinos habrá de caer. Hace exactamente un mes, durante el panel de los CEOs en Wings of Change, en Santiago, después que Mariano Recalde de Aerolíneas y Germán Efromovich de Avianca explicaran las programaciones especiales ideadas por sus compañías para llevar muchos aficionados al Mundial, Enrique Cueto, CEO de Latam se encargó de pinchar el globo al poner en duda los beneficios del torneo, por más que se hable de miles de vuelos adicionales. “El mundo va a ganar con el Mundial, pero las líneas aéreas van a perder”, dijo. Y pronosticó que el costo que va a tener este evento para la industria no será menor. “Las reservas de los hombres de negocios para esas fechas vemos que caen en tanto que las ofertas para dinamizar los vuelos de los brasileños que quieren salir de su ciudad para evitarse el mundial no son muy exitosas. Los tráficos en esos días se alterarán mucho. Si lo llegamos a hacer bien, a lo más empatamos. Pero si un día no llegáramos a tiempo para un partido, nos van a ahorcar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here