EMPRESAS DE MICROS SE QUEJAN ANTE EL MINISTRO DE TRANSPORTE POR COMPETENCIA DESLEAL DE AEROLÍNEAS

0
273

El jueves de la semana pasada los dueños de micros de larga distancia dieron un paso más en sus reclamos en contra de la campaña publicitaria desplegada por Aerolíneas Argentinas para promocionar sus tarifas de cabotaje, similares y hasta en algunos casos menores, a la de los medios terrestres, destacando el menor tiempo que insume el viaje. Ese día le hicieron llegar una nota al Ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, reclamando por la agresividad de los carteles instalados en la vía publica que muestran en imagen dividida al mismo pasajero viajando en avión o en micro. Una semana antes la aerolínea estatal había tenido que levantar sus avisos, por presión de las empresas de micros, instalados en la misma Terminal de Retiro. Este tipo de campañas comparativas no son nuevas desde la aparición de las aerolíneas Low Cost en el mundo, empresas que apuntan al mercado del autobús, solo que aquí, si nos atenemos a los resultados económicos y financieros y a sus costos de explotación, Aerolíneas no puede ser considerara exactamente una línea aérea de bajo costo. Por el contrario la empresa recibió el año pasado subsidios cercanos a los U$S 1.000 millones. ¿Cuántos de estos fondos están destinados a cubrir estrategias de marketing como ésta? También es cierto que no es la primera vez que las aéreas en la Argentina salen a competir con los micros con tarifas. Ocurrió en los ’90 cuando varias aerolíneas -Lapa, American Falcon, SW, Dinar y la misma Aerolíneas y su aliada Austral- competían agresivamente con precios para beneplácito de los usuarios y suplicio de los dueños de los micros. Es cierto también que todas las compañías, no solo por estas guerras tarifarias, terminaron quebrando. ¿Cuál sería la suerte de Aerolíneas hoy sino fuera por los casi 3 millones de dólares de subsidios que recibe todos los días? Pero si los micros sufren pese a que algún subsidio aún reciben y sus insumos difieren de los de los aviones, qué le queda al resto de las aerolíneas que operan en cabotaje que deben adecuarse a estas tarifas para retener algunos pasajeros y con ellos hacer frente a todos sus costos, incluyendo los últimos incrementos salariales y de costos aeroportuarios y de explotación. Es probable que antes de mandar a la quiebra a las empresas de micros terminen por caer las escasas líneas aéreas que operan en cabotaje, con excepción de LAN que tiene el mercado internacional y el respaldo de una gran organización en el exterior. Para los empresarios de micros los aportes del Estado a Aerolíneas representan aproximadamente $ 570 por pasajero transportado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here