PABLO BIRÓ HACE POLÍTICA Y PONE A AEROLÍNEAS ARGENTINAS EN EL MEDIO DE LA GRIETA

0
1211

Esta vez no fueron los gremios aeronáuticos los que le complicaron el inicio de las vacaciones a los argentinos, sino una brutal tormenta de nieve que mantuvo cerrado el aeropuerto de Bariloche todo el sábado -se esperaban 41 vuelos- y parte de la mañana del domingo. Recién a las 10:24 de ese día, con la llega de un servicio de Latam procedente de Buenos Aires, la aeroestación comenzó a operar. Pero en materia de reclamos, los gremios aeronáuticos, en este caso, le cedieron la iniciativa a APLA y UALA que optaron por una estrategia distinta: que los pilotos les leyeran a los pasajeros, cautivos en el interior de los aviones, un comunicado por el audio del avión en contra de la política aerocomercial que lleva adelante el gobierno. Metodología que ya emplearon el año pasado, lo que derivó en una disputa sobre su legalidad -la empresa y las autoridades consideran que el sistema de comunicación entre los tripulantes y los pasajeros está para otra cosa, “no para arengas políticas o gremiales”- que además se agravó cuando un piloto fue amenazado por un delegado por negarse a leer el comunicado gremial. La diferencia esta vez, posiblemente asesorados legalmente, es que el mensaje se lee cuando el avión ya aterrizó y se apagaron las turbinas. Así como hay pilotos que los leen y otros que no, también el público, grieta de por medio, se divide entre los que aplauden y los que expresan su malestar. Aunque pocos entienden de que se trata. Desde la empresa dijeron que quienes pasen los mensajes serán “duramente sancionados”, aunque el año pasado dijeron algo parecido y no pasó nada. “Violan una normativa interna”, dijo el presidente de Aerolíneas que finalmente salió a poner la cara en los medios. A las críticas que les llovieron desde distintos frentes, APLA y UALA respondieron convocando a una movilización en Aeroparque para este jueves a las 7:30 de la mañana.