AEROLÍNEAS Y LOS GREMIOS: CUANDO PARECÍA HABER ARREGLO, ALGUIEN HABLÓ DE MÁS

0
151

Al final Aviación News estaba en lo cierto cuando vaticinaba que Aerolíneas y sus gremios iban a acabar firmando por menos del 30%, como quería la Presidenta, pero los empleados iban a terminar cobrando por arriba de esa cifra como pretendían los sindicatos. Aunque ahora parece que nada está dicho. Después de muchas amenazas, acusaciones e insultos, Mariano Recalde, presidente de Aerolíneas Argentinas, banqueó esta semana que la suba salarial para la mayoría de los gremios aeronáuticos había sido del 28,15%, en línea con lo que se “acordó con los gremios estatales”. Lo que no dijo es que el aumento sería no remunerativo por seis meses y que parte de lo que se ahorra la empresa en cargas sociales y otros gravámenes será distribuido entre el personal a través de un bono por única vez equivalente al 26% del salario neto de cada trabajador. Pero para no tributar ganancias, el monto sería entregado a cada sindicato bajo la figura de un “fondo de ayuda social” que el gremio distribuirá, luego de una quita por “gastos administrativos”, en forma pareja -a todos igual- entre los empleados. Es probable que ni el Ministerio de Trabajo, ni la ANSES ni la AFIP se enteren de este “pequeño desliz” de una empresa del Estado. De esta manera el aumento superaría el 30%. Pero todo podría derrumbarse. La pelea, ahora, es saber quien hizo trascender a Clarín el arreglo. Los gremios acusan a Recalde de hacerlos quedar como evasores, pero no dejan de mirar con desconfianza a un integrante de la Federación Argentina de Personal Aeronáutico (FAPA). Para ayer estaba programada una nueva reunión con la empresa. Los pilotos, tanto de Austral como de Aerolíneas, apuestan por lo ya acordado. Son los que más tributan ganancias. No está clara la posición de los demás gremios, una vez ventilado el arreglo. Solo los técnicos de APTA están al margen. “Nosotros aún no firmamos nada”, advirtieron desde la sede del gremio en Ciudadela.