Qatar y Airbus en pie de guerra

0
720

La publicación el viernes de un video en las redes sociales de la aerolínea donde remarca “serias y legítimas preocupaciones de seguridad respecto a los A350” parece ser la gota que rebalsó el vaso en la tirante relación entre la aerolínea qatarí y el fabricante europeo.

Las dos partes llevan meses enzarzadas en una disputa sobre el deterioro de la pintura y la protección contra rayos de los aviones de pasajeros, que según Airbus se está produciendo de forma prematura pero no representa ningún problema de seguridad.

Qatar Airways contraatacó con las primeras imágenes oficiales de los aviones inmovilizados por su regulador, después de que Airbus acusara a la aerolínea de manipular el conflicto para obtener una compensación.

La disputa ha provocado la inmovilización de 21 de los 53 aviones A350 operados por Qatar Airways.

La razón son las diferencias que mantienen sobre el supuesto envejecimiento prematuro del fuselaje de los A350, que ha conducido a Qatar Airways a denunciar a Airbus ante un tribunal de Londres, ante el que le reclama 618 millones de dólares (unos 546 millones de euros) y otros cuatro millones por cada día de inmovilización de esas aeronaves.

La aerolínea catarí, que se escuda en las directivas de las autoridades de la aviación civil de su país, ha inmovilizado una veintena de sus 53 A350 por el deterioro de la pintura y la erosión de la capa de protección del fuselaje.

Qatar Airways estima que se trata de un defecto de concepción mientras que Airbus, aunque reconoce que hay un problema, insiste en que no tiene carácter estructural y no afecta en ningún caso a la operatividad de los aviones.

El fabricante se ampara, entre otras cosas, en la posición de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), que ha confirmado que el desgaste de la pintura en el fuselaje no tiene consecuencias para la navegabilidad.

Su explicación es que la pintura está sometida a condiciones meteorológicas muy extremas, con temperaturas que pueden moverse en una amplía horquilla de 50 grados bajo cero a 50 grados positivos y que el A350 está construido con una mezcla de materiales compuestos y con un alto porcentaje de fibra de carbono.

En esos materiales, la pintura no tiene la misma función que en un avión clásico en el que se trata sobre todo de proteger el metal de la corrosión.

Finalmente la aerolínea decidió cortar por lo sano y cerró un encargo con Boeing por 50 B777F.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here