El gobierno holandés pone reversa y KLM revisa la suspensión de sus vuelos de larga distancia

0
425

La semana pasada,  KLM Royal Dutch Airlines había anunciado que suspendía temporalmente todos sus vuelos intercontinentales y algunos servicios dentro de Europa, luego que el Gobierno de Holanda pidiera obligatoriamente una prueba PCR negativa y un test de Antígeno para todos los pasajeros, incluyendo las tripulaciones, que entren a este país. La medida entraba en vigencia el viernes 22 de enero. Sin embargo la empresa habría llegado a un acuerdo con el gobierno holandés en relación a los requisitos de pruebas que se les exigían a los tripulantes. Exigencias que impedían a la compañía operar con normalidad ya que potencialmente las medidas la obligaban a suspender más de 270 vuelos semanales. Entre ellos los de Sudamérica.

En un principio se le exigía una prueba PCR para ingresar a los Países Bajos, pero el gobierno había sumado un nuevo requerimiento al incluir una prueba rápida de antígenos dentro de las cuatro horas previas al embarque, medida que obviamente incluía a los tripulantes. Sin embargo, no todos los aeropuertos y ciudades cuentan con las instalaciones necesarias para cumplir con tal requisito.

Al imponer esta prueba de antígeno a las tripulaciones del extranjero, se corría el riesgo de dejar atrás a los miembros de la tripulación. Esto significaba que ya no podrían volar larga distancia ni a varios destinos en Europa.

Finalmente la compañía anunció este lunes que mediante una consulta constructiva con el Instituto Nacional de Salud Pública y Medio Ambiente (RIVM) contarán con un protocolo de prueba alternativo seguro para las tripulaciones que salen a países que NO están en la lista de los llamados países seguros.

La alternativa presentada incluye la realización de una prueba de antígeno para la tripulación en Schiphol, previo al embarque de los vuelos a países de riesgo como así también al regresar del mismo. Además, existen pautas de seguridad locales en los destinos. El gobierno ha indicado que este protocolo cumple las condiciones necesarias.

De acuerdo a lo que se pudo observar, la operación a Sudamérica no parecería haber sido afectada en lo que respecta a pasajeros que embarcan con destino al subcontinente. De hecho, la programación de la compañía para los próximos 10 días se mantiene en 51 vuelos a los distintos destinos.

Más allá de la posibilidad de trasladar pasajeros, es importante destacar la relevancia del transporte de carga en estas operaciones. Un ejemplo es que el vuelo KL701 que llegó este lunes a Ezeiza lo hizo con 27 pasajeros y el siguiente tendría programados 22. Queda claro que el factor más importante de estos servicios es la carga en bodega.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here