JAIME: SE DECLARÓ CULPABLE Y LE BAJARON LA PENA. PERO AÚN DEBE RESPONDER POR LA COMPRA DE LOS EMBRAER PARA AUSTRAL

0
313

Mientras Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte de Néstor Kirchner, admitió su culpabilidad ante la Justicia, para de esa manera lograr una condena menor por haber recibido dádivas de empresarios a los que debía controlar, Jorge Molina, ex gerente de Aerolíneas Argentinas durante la última etapa de la administración Marsans y ex director de Relaciones Institucionales de Trenes de Buenos Aires (TBA) -cuyos dueños pagaban las coimas a Jaime- fue sobreseído en la causa. A Molina se lo acusaba de haberle otorgado un pasaje a Jaime para un vuelo Rio – Buenos Aires. En un reportaje en Perfil, Molina reflotó ahora uno de los temas que aún pesa sobre la cabeza de Jaime que con una nueva condena podría terminar en la cárcel: la compra con sobreprecio de los Embraer para Austral. “Manuel Vázquez, asesor de Jaime, vino a ofrecerme la compra de los aviones con financiación de un banco brasileño. Presenté el proyecto a los accionistas españoles pero determinaron que el precio era muy elevado respecto al valor de mercado”. Pero resulta que ese precio fue el que terminó pagando el Gobierno, una vez estatizada la empresa, por los mismos aviones. En diciembre de 2011 el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Securities Exchange Commission (SEC), que controla las operaciones de las empresas que cotizan en la Bolsa de Nueva York, comenzó a investigar a Embraer por sospechas de corrupción. Las compañías que operan en aquel país – como Embraer- deben respetar la llamada Foreign Corrupt Practices Act que castiga a empresas, nacionales o extranjeras, que sobornen funcionarios para hacer negocios. Embraer había admitido ante la SEC el pago de coimas en operaciones en las que podía estar la Argentina. Y aquí no son muchas, excepto con Aerolíneas, las operaciones realizadas por el fabricante. El juez federal argentino, Sergio Torres, es quien tiene a su cargo la investigación que amenaza al ex funcionario de Kirchner.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here