El sector energético y de la producción de carburantes de la región cierra filas para defender e impulsar el biocombustible

0
668

Diversas organizaciones del sector de la energía y los biocombustibles de Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Uruguay firmaron un documento en el que solicitan a los gobiernos nacionales, “que definan marcos regulatorios que garanticen el avance de las inversiones en la región”. El manifiesto lleva por título “En defensa de los Biocombustibles” y apunta a “expresar su firme convicción de que es imprescindible que todos los gobiernos impulsen de forma integral la estrategia de transición energética para el desarrollo del sector, tanto para el transporte vehicular, aéreo, fluvial y marítimo”. “América del Sur tiene recursos fundamentales para ser líder mundial en la producción de energía limpia y renovable, contribuyendo a reducir la dependencia de la energía fósil para mover la economía. Sin embargo, este atributo está lejos de ser explorado en su inmenso potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de sectores cruciales como el transporte urbano, interurbano, fluvial, marítimo y aéreo”, destaca el texto. Y prosigue: “Necesitamos líderes y parlamentos comprometidos con esta nueva agenda y una hoja de ruta regional clara que pueda combinar de forma responsable las diferentes vías tecnológicas para la transición energética. El coste de la inacción será mucho mayor que la agenda de sostenibilidad más ambiciosa que podamos imaginar”. En una suerte de credo o de puntos de coincidencia inicial, las entidades afirman que abogan por “la creación de marcos regulatorios estables y normas claras que proporcionen la seguridad jurídica necesaria para aumentar la inversión en el sector”. Asimismo, piden “hojas de ruta claras y una planificación energética a largo plazo”. Apuesta por “la creación de un plan regional de transición energética”; piden a los gobiernos, la sociedad civil, y el sector empresario, “que adopten medidas más audaces, acordes con la magnitud de las oportunidades y los retos a los que se enfrenta la región y el mundo”. “Queremos que América Latina se convierta en una región con una matriz de combustibles totalmente limpia, renovable y sostenible para el año 2050 mediante compromisos firmes, graduales e inexorables”, concluye el documento. El manifiesto lleva la firma de 13 entidades regionales, entre ellas, cinco argentinas: la Cámara de Biocombustibles de Argentina (CARBIO), la Cámara de la Industria Aceitera Argentina (CIARA), Cámara Bioetanol de Maíz, el Centro Azucarero Argentino (CAA) y la Unión de la Industria de Caña de Azúcar y Bioenergía (Unica).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here