IATA, Ómicron y un paso en falso

0
311

“Sea cual sea el riesgo con la variante Delta, tendríamos que suponer que el riesgo sería dos o tres veces mayor con Ómicron, tal y como hemos visto en otros entornos. Cualquiera que sea ese riesgo bajo -no sabemos cuál es-, en el avión, debe aumentar en una cantidad similar”, las declaraciones a la señal de TV económica Bloomberg, podrían tomarse como cualquier otra en este entorno pandémico y hasta podrían ser rebatidas y debatidas. Sin embargo, lo que sacudió a los medios periodísticos del mundo es que surgieron de los labios de David Powell, médico y asesor médico de IATA. Dicho de otro modo, la misma entidad que viene insistiendo desde el inicio mismo de la pandemia que volar es seguro, de pronto admitía, y en la boca de unos de sus especialistas que Ómicron incrementaba la posibilidad contagios abordo. Es decir, admitía que se podían concretar contagios y que con la nueva variante las probabilidades crecían. Como era obvio, la cuestión no podía quedar así. En un comunicado oficial de IATA, Powell afirma que “los factores que contribuyen a los riesgos muy bajos de contagio abordo incluyen las características del diseño de la aeronave (dirección del flujo de aire, tasa de intercambio de aire y filtración), la orientación hacia adelante de los pasajeros, mientras están sentados, el enmascaramiento bien reforzado y medidas sanitarias mejoradas. La naturaleza controlada de la cabina de la aeronave en comparación con otros entornos cerrados agrega una medida adicional de protección”. El texto recuerda, además, que pese a la variante Ómicron, “las autoridades de salud pública aún no han sugerido más medidas para las cabinas de las aeronaves o aeropuertos, por el momento”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here