IATA AGM 2021: La mirada sobre Argentina

0
402

El presidente de Aerolíneas Argentinas, Pablo Ceriani, participó de la Asamblea General de IATA en Boston, y aseguró que la compañía estatal estima para enero estar volando dentro del país con un 80% de su oferta antes de la pandemia, esperando llegar a julio de 2022 con los vuelos domésticos completamente recuperados.

Por otra parte, el ejecutivo pidió por el regreso de las bandas tarifarias mínimas: “Creo que es algo que ordena el sistema y que no perjudica a nadie. En cambio no tener el piso sí perjudica, porque te puede generar una situación de dumping, que puede ser peligrosa”.

Ceriani se sinceró además al declarar que, a nivel internacional, “las tarifas están muy altas y hoy ganamos plata con los vuelos a Miami, algo que no ocurre hace varios años” (dejando por tierra, una vez más, aquella máxima que dice que Aerolíneas pierde dinero porque vuela a destinos de cabotaje “no rentables”)

Por último, estimó las pérdidas para este año en 600 millones de dólares: “en 2019 el ingreso fue de 1.700 millones de dólares y en 2021 va a ser de 600 millones de dólares. El año pasado fue de 550 millones de dólares. De modo que se está perdiendo lo mismo, pero con un tercio de la facturación de dos años atrás. Bajan los ingresos y también bajan los gastos, ya que no estás operando”. Cuanto menos vuela, menos pierde…

Por otra parte, durante su conferencia de prensa, el vicepresidente regional de IATA para las Américas, Peter Cerda, se refirió a la situación argentina.

El ejecutivo se manifestó “optimista” por la decisión del Gobierno de reabrir las fronteras para el ingreso de turistas extranjeros a partir de noviembre, reclamando la eliminación del tope diario de pasajeros provenientes del exterior. “No estamos celebrando, pero estamos optimistas de las decisiones que ha tomado el Gobierno argentino y por eso he felicitado al nuevo Jefe de Gabinete, con quien hemos pedido una reunión, y a la ministra de Salud, sobre las medidas que están planeando implementar para reabrir en el mes de noviembre. Así que estamos tratando al mes de octubre como un mes de transición para una reapertura del país sin restricciones ni cuarentenas”. “Pero sobre todo, es importante que se elimine el tope de pasajeros por día. Eso ya tenemos que eliminarlo, es absurdo, no ayuda. Que el pasajero tenga que llegar al país y esperar dos horas para pasar un proceso significa, en algunos casos, pasar más tiempo dentro de la terminal aeroportuaria que muchos vuelos desde donde proceden”.

La IATA también pidió, una vez más, por la eliminación del impuesto PAIS que grava los viajes al exterior. “Lo que tendría que hacer el Gobierno argentino, que estamos viendo en muchos gobiernos, es eliminar tasas hacia el sector del turismo y de viajes. ¿Por qué? Porque quieren estimular que más personas vayan a su país, crear una cultura, y ven al turismo y al viaje como una herramienta muy poderosa para ayudar a sus economías a recuperarse. Argentina es un bello país, con mucha historia, recursos, muy extenso, pero si se mantiene en no ser competitiva, la gente va a ir a otros países” agregó Cerda.

Sobre la posibilidad- cada vez más lejana – que el Ministerio de Turismo pague los pasajes de Aerolíneas Argentinas a los turistas de países limítrofes que se comprometan al menos tres noches dentro del país, Cerda aclaró que el problema es que “es una medida para una sola línea aérea, estás ayudando a una sola compañía, no a todo el sector. Y no digo que no, porque hay muchos programas a nivel global, donde las compañías locales o nacionales aprovechan esos programas. Pero lo que estamos pidiendo nosotros es que Argentina sea competitiva, que no imponga impuestos al turismo, y que permita a las líneas aéreas estimular más ingresos de pasajeros. Eso es lo que no ha pasado en la Argentina”.

Sobre los Estados subvencionando a las aerolíneas, afirmó una vez más: “en el caso de Argentina, deberían ayudar a todas las compañías, no sólo a una, como ha sido en Estados Unidos o en Europa. Es importante que haya transparencia, que haya un balance y que cuando los gobiernos vayan a ayudar al sector aerocomercial, que ayuden a toda la comunidad aeronáutica”.

 Por su parte, Arturo Barreira, presidente para América Latina y el Caribe de Airbus (que mantuvo una reunión privada con Pablo Ceriani, de Aerolíneas) afirmó que

el mercado aéreo en América Latina y el Caribe, en general, podría recuperar los niveles previos de operación a la pandemia de coronavirus a más tardar a principios de 2024“. En lo que respecta a la Argentina, Barreira dijo que espera que se dé de una manera similar al de la región, “porque la extensión territorial así lo requiere“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here