La aviación comercial chilena antes y después del Covid

0
492

La mayor crisis en la historia de la aviación significó un duro impacto en el sector en todo el mundo. En Latinoamérica, sin ningún tipo de ayuda estatal, los números impactan. Particularmente en Chile, con casi 17 meses de fronteras cerradas y casi un 80% de la población vacunada con dos dosis, los números son devastadores.

Según un análisis publicado por La Tercera, se estima que las aerolíneas redujeron un tercio su personal, sumado a miles de empleos perdidos en todo el sector.

Según cifras de Nuevo Pudahuel, en el primer cierre de frontera la cantidad de pasajeros transportados desde el aeropuerto de Santiago cayó un 90% frente a lo movilizado en 2019; y el descenso entre abril de 2021 a la fecha es de un 96% versus cifras pre-Covid.

El país es prácticamente el único del mundo donde el tráfico aéreo internacional sigue cayendo. Estadísticas oficiales de IATA hablan de que se ha recuperado solo un 5,6% frente a 2019. Se está prácticamente en el mismo nivel que en marzo de 2020, y en una caída continua desde marzo de este año. Si entre enero y marzo de 2020 se movieron en total 2.562.971 pasajeros al exterior; un año después el dato fue de 625.934 personas, un 75,6% menos.

Y el análisis se extrema si se compara con 2019. En vuelos internacionales se pasó de 633 por semana a 135 este año. Y en nacionales, de 858 operaciones semanales en 2019 a 433 en 2021, según datos de Nuevo Pudahuel.

Con todo, si en 2019 el aporte del sector al PIB chileno eran US$ 7.200 millones, actualmente es de US$ 2.584 millones, US$ 4.616 millones menos.

En promedio, el tráfico internacional de toda la industria es menor al 6% de su capacidad. “Eso implica que ni siquiera se están cubriendo los vuelos esenciales, que son entre un 20% y un 25%”, puntualizan en el sector.

En el ámbito doméstico, a pesar de las flexibilidades, solo se ha recuperado el 24,9%, según datos de la Junta Aeronáutica Civil (JAC). En Latam siguen abajo en un 55% frente a los datos prepandemia. En Sky Airline están un 70% inferior, y en JetSmart, un 52,8%, versus lo que reportaban en 2019. Es que, explican en la industria, el hecho de que en Fase 1 los vuelos se suspendan genera aún demasiada incertidumbre para los pasajeros.

Todas las compañías, de hecho, han devuelto aviones. En Latam han sido cerca de 31, y en Sky Airline partieron la pandemia con 26 aeronaves y hoy manejan 19.

Todo esto marcado por las salidas de Qantas, Emirates, British y Qatar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here