IATA se queja por las interferencias de la política en las operaciones aéreas

0
114

El malestar se generó a partir de que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), dispusiera alertar sobre el espacio aéreo de Bielorrusia. Esto sucede luego de que un vuelo de Ryanair, que se dirigía de Atenas a Vilna, fuera obligado a aterrizar en Minsk por las autoridades bielorrusas (escoltado en el aire por cazas MIG-29) y por una presunta amenaza de bombas. Cuando el avión estuvo en tierra, las fuerzas de seguridad bielorrusas interrumpieron en el avión para detener a un político opositor del gobierno de Bielorrusia. “La seguridad de la aviación nunca debe politizarse. IATA condenó las acciones del gobierno de Bielorrusia y pidió una investigación independiente. Pero prohibir que las aeronaves europeas utilicen el espacio aéreo bielorruso con una Directiva de seguridad también es una politización de la seguridad de la aviación. Este es un avance retrógrado y decepcionante. La EASA debería rescindir su prohibición y permitir que las aerolíneas gestionen la seguridad como lo hacen todos los días, con sus evaluaciones normales de riesgo operativo”, apunta el comunicado de la IATA. Vetar el espacio aéreo bielorruso supone rediseñar una serie de rutas que deben volver a trazarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here