Preocupación por el posible cierre de Ezeiza para vuelos internacionales

0
1648

Al cierre de Aviación News continuaba el debate en los distintos sectores del gobierno sobre el posible cierre del Aeropuerto de Ezeiza para vuelos internacionales a partir de mediados de mes, a fin de enfrentar el aumento de casos positivos y evitar el ingreso de nuevas cepas del virus COVID- 19. El cierre del principal aeropuerto internacional argentino podría comenzar el 15 de enero, aunque no afectaría, en principio, los vuelos de cabotaje.

La veda afectaría obviamente también a Aerolíneas Argentinas, que tiene entre 50 y 60 vuelos por semana en enero, aunque sus directivos confían en que no será necesario llegar a ese extremo.

Como suele ocurrir, dentro del gobierno hay dos posiciones que este martes estaban reunidas por separado, cada una argumentando a favor de su posición pero sin entrar en un debate directo. Los organismos que están vinculados a la industria – Transporte, ANAC, Orsna, PSA, Migraciones, etc. – se inclinan por mantener los vuelos, pero la decisión última y definitiva la tomará Salud, cuyo Ministro y subsecretarios del área se encontraban también deliberando. En definitiva, dicen en el sector, serán ellos quienes apaguen la luz de un sector de Ezeiza.

Una fecha que se coincidirá clave es este viernes dado que hasta ese día rige la prohibición dispuesta el 23 de diciembre que suspendió los vuelos desde y hacia Italia, Países Bajos, Dinamarca y Australia -consideradas zonas de riesgo por haberse detectado allí la nueva cepa de Covid-19y cerró las fronteras y el ingreso de turistas desde países limítrofes. La decisión podría ser prorrogar la prohibición de vuelos desde o hacia estos países, y sumarle el resto del mundo por dos semanas más o hasta fin de mes.

El tema, además, fue tratado en la reunión de la semana pasada entre el presidente, Alberto Fernandez, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno Porteño; Horacio Larreta por lo que no se descarta que el tema pueda estar nuevamente en la agenda esta semana.  Los funcionarios esperan que allí los datos de los últimos días permitan determinar si el alza de contagios se debe a una segunda onda, producto de la relajación social y de la proliferación de manifestaciones en los últimos 40 días, o si la tendencia llegó para quedarse y constituye el principio de la segunda ola, que ya azota al hemisferio norte.

Desde la industria opinan que el cierre sería “muy, muy malo para quienes están apostando a la recuperación de la industria.  Volver a cero – opinan desde las empresas – no es deseable. Tal vez subir momentáneamente las restricciones, pero no la suspensión total. La postura de las aerolíneas es que esta industria es muy segura, al punto de que en este año de pandemia casi no se han reportado casos en el avión. Además los protocolos, tanto de aeropuertos como aerocomerciales, están funcionando muy bien y tienen un alto nivel de seguridad”.

Pero en el sector todos entienden que la decisión última está en manos de Salud.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here