Repasando los 10 años de Qatar en Argentina

0
712

Allí por febrero de 2010 confirmábamos la llegada de Qatar Airways a la Argentina operando la ruta Doha-San Pablo-Buenos Aires con una frecuencia diaria en sus Boeing 777-200LR configurados en 3 clases. Y mucho ha pasado en esta década hasta el reciente anuncio para abandonar la ruta. Luego de confirmar al 24 de junio de aquel año como fecha de llegada, se ratificaban los rumores acerca de la designación de Miguel Von der Heyden, ex South African, Andes y Air Comet, como gerente general en el país.

El evento por el arribo del vuelo inaugural a Ezeiza sorprendió por su austeridad -en contraposición con el estilo de la compañía-. Allí el CEO de la línea aérea, Akbar Al Baker, agradeció a las autoridades locales presentes por su apoyo -Enrique Meyer, Secretario de Turismo y Juan Pablo Schiavi de Transporte y los embajadores de Argentina y Brasil en Doha– y destacó la importancia de esta nueva conexión entre Sudamérica y la región del Golfo, Asia y Medio Oriente.

Hacia el mes de octubre de ese año, tras el paso del ministro de Turismo por Doha, se hablaba de la posibilidad de llevar al vuelo a non-stop, algo que finalmente nunca se concretó. En diciembre Al Baker, regresó a la Argentina para presentar las últimas novedades de la compañía y celebrar el éxito de sus operaciones en el mercado latinoamericano. “Actualmente, este viaje de 18 horas es el más largo de nuestra red e incluye una breve escala en la ciudad de San Pablo, Brasil. En línea con nuestra actual estrategia de ofrecer más frecuencias a destinos existentes y operar servicios directos, apuntamos a ofrecer un vuelo sin escalas a la capital de Argentina en el futuro”, expresaba el ejecutivo. En conversación exclusiva con Aviación News, Al Baker confirmaba entonces que el 75% de sus pasajeros no se quedan en Doha sino que utilizan el aeropuerto como hub para otros destinos. Mientras se hablaba de una gestión de Aerolíneas Argentinas para adquirir mediante leasing unos Airbus A340-600 que pertenecieron a la compañía. Negociaciones que el ejecutivo reconoció, pero que nunca llegaron a un acuerdo definitivo.

Durante los años que siguieron, Qatar operó con normalidad en el país, mientras se sumaba la competencia de Emirates Airline, compraba cientos de aviones B787, A350 y A380, ingresaba a la alianza onewrold y sacudía el mercado mundial auspiciando al F.C. Barcelona.

Para el 2014 Al Backer confirmaba los planes para volar vía la ciudad de Barcelona a Latinoamérica mientras se hacía del 10% del grupo IAG. Para el 2016 se empezaba a hablar de los vuelos a Santiago de Chile, aumentaba su participación en IAG y sorprendían anunciando la entrada al paquete accionario de LATAM con un 10%. Para diciembre de 2016, Qatar pasó a operar sus vuelos diarios desde Doha a San Pablo y Buenos Aires con Boeing 777-300ER, en lugar de la versión 200LR. Con una configuración de 316 asientos en clase Económica y 42 en clase Ejecutiva, la compañía incrementaba así en 99 lugares diarios su oferta.

Para el 2018 cerraba su acuerdo de auspicio con Boca Juniors y con la Conmebol y así llegamos a este fatídico 2020 que nos deja la visita por primera vez de un A350-1000, que operó la compañía como vuelo especial, y el reciente anuncio que deja un importante espacio vacío en el sector, con un mundial de fútbol en Qatar a la vuelta de la esquina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here