74° AGM DE IATA III: CORRECCIONES A LA BAJA

0
250

El comportamiento del precio del combustible en los últimos meses ha comenzado a impactar en las finanzas del sector aerocomercial. Uno de los primeros indicios concretos es que la IATA ha dispuesto una reevaluación de sus previsiones y las ha modificado. De hecho, ahora cree que la industria ganará unos US$ 33.800 millones al cabo del año, esto supone una reducción del 12% respecto de lo anticipado en diciembre pasado cuando se habló de US$ 38.400 millones. Pero además, si se confirma la cifra, supondrá que la industria terminará ganando un 11% menos que en 2017. En la misma línea, la IATA afirma ahora que para lo que resta del año el barril de crudo Brent se ubicará en US$ 70, exactamente US$ 10 más de lo que la propia Asociación esperaba. Además, el combustible crecerá en su importancia dentro de la matriz de costos del sector, pasando del 21,4% al 24,2%. “El 80% del aumento en los costes unitarios vendrá del combustible y del incremento en los costes laborales”, detalló Brian Pearce, uno de los más importantes analistas económicos de la IATA. La buena noticia es que también crecerán los ingresos en un 7% (por debajo de los 8,1% originalmente previstos), pero por encima del 5,5% alcanzado en la última década.