IATA INSTAURA UN SISTEMA PARA DETECTAR TURBULENCIA EN AIRE CLARO

0
256

Por primera vez en la historia de la aviación, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), trabaja en la instauración de un sistema a nivel mundial que permite detectar la turbulencia en aire claro (CAT), un fenómeno que actualmente es 99% impredecible. Se trata de una plataforma tecnológica, planeada para lanzarse en 2019, que trabaja con información de los mismos aviones que tienen la capacidad de medir la turbulencia y de transmitir en tiempo real esa información para que las tripulaciones sean alertadas por los servicios de tránsito aéreo en el lugar exacto donde se sintió. “Cuando un avión pasa por ahí (zona de CAT) y siente la turbulencia, en cuestión de segundos se transmite esa información a los centros de control para que la aeronave que viene cuarenta o cincuenta millas atrás pueda saber que hace minutos un avión reportó CAT, y eso es invaluable”, declaró Gilberto López Meyer, vicepresidente de seguridad de IATA. Según lo que explicó el directivo, los aviones vuelan más o menos a 900km por hora (velocidad de crucero), si una turbulencia es detectada a 50 millas, eso significa que el siguiente avión estará en la zona donde detectaron la turbulencia en 10 u 11 minutos, una capacidad de reacción muy rápida comparado con lo que ahora existe. Una aerolínea de aproximadamente 100 aviones enfrenta entre 30 y 50 eventos de turbulencia al año que genera algún tipo de lesión: una persona que se le cayó la jarra de café o una sobrecargo que se golpeó la cabeza, o un pasajero que estaba saliendo del baño y se cae. “Es una herramienta invaluable, basada en información objetiva, medible y en tiempo real, que nadie podría tener más que la IATA”, agregó López Meyer.