BOMBARDIER SUBE LA APUESTA: CEDIÓ PARTE DE SU NEGOCIO DEL CSERIES A AIRBUS PARA SORTEAR EL ARANCEL DE WASHINGTON

0
335

Con la disputa comercial lanzada, el gobierno de Donald Trump impuso un arancel aduanero de 300% a los aviones CSeries, fabricados por la canadiense Bombardier. La medida encarecería de modo inviable el precio final de los aviones para las aerolíneas estadounidenses. Más allá de la amenaza de cancelar un pedido de aviones militares F-18F/A Super Hornet para la Royal Air Force de Canada, por valor de US$ 5.200 millones, no había represalias hasta el momento. Pero por estos días se conoció una medida inesperada. Siguiendo el precepto de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo, Bombardier acordó cederle el CSeries a Airbus. La empresa europea comprará el 50% del programa, la canadiense retendrá el 31% y la firma Investissement Québec detendrá al 19% restante. Bombardier accede así a toda la red de mercadotecnia de Airbus, programas de asistencias a las aerolíneas y desarrolla una cadena de suministros instantánea. Airbus estudia ahora la posibilidad de construir los CSeries en su planta de Mobile (Alabama), Estados Unidos. De este modo, el avión sortea el tema arancelario y Airbus se hace con una línea de productos por debajo, en capacidad, de lo que ella misma produce, con máquinas de entre 100 y 150 asientos y por lo tanto complementaria.