NEELMAN CERRÓ LA COMPRA DE TAP, MIENTRAS EL PARTIDO SOCIALISTA PORTUGUÉS BUSCA REVERTIRLA

0
260

La privatización de TAP Portugal, hasta ahora única aerolínea europea 100% pública, atraviesa un periodo de turbulencias debido a los cambios políticos en ese país. Luego de tumbar al conservador Passos Coelho 11 días después de tomar posesión de su segundo mandato, el socialista António Costa acaricia el sillón de primer ministro arropado por la izquierda, y una de sus primeras arengas indicó que no le temblaría el pulso a la hora de frenar la privatización de la aerolínea. El Partido Socialista, el principal grupo de la oposición que podría llegar al Ejecutivo en breve gracias a sus acuerdos con el Bloque y el PCP, condenó la operación, aunque, contrariamente a la izquierda radical, sería favorable a vender a privados una parte de la TAP (49%) y dejar el 51% en manos del Estado. Mientras tanto, el nuevo dueño de transportadora, David Neeleman, ya confirmó que ordenó una primera inyección de capital de unos 150 millones de euros y anunció su intención de que la aerolínea compita con las de bajo coste en el mercado europeo. Si esta transferencia se confirma, se complicaría una posible revocación de la operación de venta, liderada por un eventual Ejecutivo socialista, pues el Estado debería devolver la cantidad inyectada. La TAP se encuentra en una situación financiera y operacional límite, con una flota envejecida, una deuda de casi 2.000 millones de euros y unos activos negativos superiores a 500 millones. La alternativa de una inyección de capital público, solo es posible con autorización de Bruselas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here