SE REAVIVA LA DISCUSIÓN SOBRE SI ES CONVENIENTE INSTALAR SISTEMAS ANTIMISILES EN AVIONES COMERCIALES

0
445

Una década atrás, una serie de ataques con misiles de corto alcance dirigidos a aviones comerciales llevó al sector a plantearse dotar a estas aeronaves con sistemas antimisiles. Al final se llegó a la conclusión de que la medida resultaba demasiado costosa y hasta podría ser arriesgada. Ahora se reactualiza el tema después del MH17. EE.UU ha equipado a toda su flota militar con dispositivos que combaten estas amenazas, al igual que la Royal Air Force británica y el ejército australiano, entre otros. El sistema también va instalado en el Air Force One, en el que viaja el presidente de EE.UU, en tanto que Alemania ya ha comprado un sistema similar para proteger el avión en el que viaja la canciller Angela Merkel. Israel autorizó el uso de estos equipos en sus aviones comerciales a raíz de un incidente que tuvo lugar en 2002, cuando un avión de la aerolínea israelí An Arkia que trasladaba a más de 200 pasajeros fue derribado al despegar del aeropuerto de Mombasa en Kenia. Hay distintos métodos para interceptar misiles tierra-aire, lo que podría convertir a los pilotos en personal potencialmente militarizado. “Manejar un equipo susceptible de crear falsas alarmas también podría afectar a la concentración de los pilotos”, dicen. Otros expertos sostienen que aviones equipados con estos dispositivos al final no harán más que aumentar los riesgos a bordo. “Es más aconsejable que los aviones de pasajeros tengan una información lo más precisa posible sobre dónde volar y dónde no”, opinan. Otros sostienen que equipar a los aviones con tecnología antimisiles costaría miles de millones de dólares, implicaría una ardua tarea de formación de los pilotos y podría crear más problemas de seguridad por la naturaleza imprevisible de los equipo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here